..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

04 junio 2009

para el niño que no existe

Porque ya no existe el niño al que acunó. Ese niño, sin remedio, se ha ido.

(texto sustraído ilegalmente del anonimato)

 

Querido niño que te has ido, que ya no existe, quería acercarme un instante a tu sombra, a esa que cada vez se hizo más larga y templada, que el paso del día dejo esbelta y afinó su corazón. A tu corazón de niño me remito, porque ese, sé que existe compactado en algún lugar recóndito de tu pecho y, aunque no sean mis palabras las que espera escuchar para salir de su escondrijo, yo, no puedo ofrecerle otra cosa.

Querido niño que ya no existe, yo te imagino en pantalón corto y con las rodillas arañadas, riendo y llorando, asiendo una canica y mellado. Te imagino larguirucho. Te imagino.

 

Te imagino porque jamás vi tu rostro infante, y diluyo mi conocimiento en un vaso, que media los proyectos y los sueños con la habilidad de crecer, con el arte de esconder el tiempo y la pericia de olvidar cuando sucedió.

No voy a contarte mi querido niño, que en alguna parte, un escalón te hizo creer que eras grande, que ya no existías, que eras más alto y más fuerte, más viejo, y quizá, peor.

No voy a explicarte porque las canicas se convirtieron en retos, porque los arañazos de tus rodillas comenzaron a ser golpes en tu alma, y porque tus dientes, si caen, no volverán a salir.

El disfraz en el cual todos nos amparamos tiene las respuestas a tus preguntas de niño, pero no las busques, porque sólo te servirán para convencerte de que eres grande. Alto, y como no, fuerte.

Más listo que ahora, más rápido, más locuaz.

En un cuerpo tan grande caben demasiadas cosas, caben las mentiras, cabe la maldad, el egoísmo, caben las prisas por apurar el día sin vivirlo. En los cuerpos grandes cuela el desengaño y tiene tanto espacio que se queda, y el dolor, permanece eterno.

 

Te imagino sentado al pie del escalón dudando de si deseas subirlo, tal vez un poco asustado. ¿Sabes? Subirlo no es el error, el error es hacerlo sin ninguna intención de volver a bajarlo.

No dejes de caminar nunca descalzo, hazlo sobre la arena y sobre los clavos; ambas cosas te recordarán que estás vivo.

Y mientras recuerdas que estás vivo, sé consciente de que nunca serás mañana, pero que si lo deseas podrás abarcar tu pasado y tu presente en un único abrazo, utilizando tu corazón de chiquillo exiliado, en la sombra esbelta de tu cuerpo.

 

Mi querido niño que ya no existe, no permitas nunca que nadie diga que te has ido, que te han cambiado, que la vida te mató. No consientas que en tu nombre y de forma anónima, fusilen tu infancia.

 

Y deja de esconderte, porque esa sombra que al caer de la tarde, se estiliza y habla por ti de modo parco y austero, te pertenece.

Reclámala. 

10 comentarios:

Anónimo (pero poco) dijo...

Y ya esta. Las razones por las que algunos blogs hacen que merezca la pena no "morirse" del todo quedan patentes. :)

No obstante, liVertaria, también hay que saber guardar los juguetes en el altillo. Para luego, en la mudanza, tirarlos a la basura como cosa normal.

Porque los niños, al final, acaban aprendiendo de lo que les rodea. Esa es la esencia de ser niño, quizá.

Claro que la pena es no haber sabido antes lo que se sabe ahora. Pero esa es otra historia en la que tanto la humildad (o su ausencia) y el tedio tienen mucho que ver.

En fin. Fluyan las salutaciones de rigor.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

coño! el anónimo al que le robé el texto me ha localizado 0_0

:P

tú dejas tus juguetes en el altillo para que las arañas y el polvo los ensucie?
yo los llevo en una maleta, en todas mis mudanzas.

aprendes de lo que te rodea?
yo lo hago de lo que siento.

no soy ni mejor, ni peor que tú, tengo el mismo disfraz adulto, del mismo color que el tuyo, de la misma talla, con el mismo código de barras.
pero yo al mío le corté flecos con unas tijeras romas, y el día que se me manchó de barro saltando un charco, le dije a mi madre que por favor, no lo lavara.

besos.

:-)

Oscuro dijo...

Me ha encantado bastet, porque para mí ese niño es muy importante, me niego a perderlo, es más, creo que en estos años ha crecido dentro de mí. Hubo una época en la que creí que ser adulto significaba olvidarle, pero me equivocaba, o al menos yo lo creo así, porque si ser adulto significa perderle... yo me niego a hacerlo.

(Mis juguetes siguen guardados en sus viejas cajas de cartón, las mismas que los contuvieron en mi niñez y que espero los guarden siempre)

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

no lo hagas oscuro, no dejes que se vaya.

ser adulto no significa dejar de ser niño, pero dejar de ser niño, significa morir.

eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh ¿donde están mis besos? :-(

jo.

KASHNA dijo...

hola guapa!! hace un montón que no pasaba por aquí... al final esto de los blogs es como una isla en que poco a poco te vas aislando... y cuesta comunicarse con las otras islas.

Te contesto en tu blog, porque hay cosas que no quiero que se enteren algunas personas)... a mi también me daba un poco de apuro... de hecho mi primo se presentó, y lleva un montón de tiempo en paro... y no pasó las pruebas. y también lo necesita mucho.


Pero... y si te digo que en setiembre me voy a la calle yo y mi chico? y que vivo con él... pero que nos vamos cada uno a casa de sus respectivos padres (este 30 de junio damos las llaves, estoy de mudanza) porque no podremos pagar el piso (estoy esperando la ayuda de alquiler des de hace 1 año), y menos cuando nos quedemos los dos en paro (porque trabajamos juntos).

tu lo tienes mucho peor. Es verdad. Pero cuando me presenté al segundo trabajo fue porque sabía que me iban a echar del primero cuando acabe el verano (además que esto es solo 3 meses ,e ? que tampoco es para siempre)

Un beso muy muy grande, Aspid. espero que todo acabe pronto... esta maldita crisis se está alargando demasiado.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola kash.
primeramente, déjame decirte que lamento mucho tu situación actual, y que tengas que separarte de tu compañero por un motivo tan cabrón como es el dinero, ya me parece el colmo de todo.
te deseo entereza para sobrellevarlo.

por otro lado cuando te contesté ayer, y, aunque evidentemente iba dirigido a ti, por la exposición del tema, no te censuraba a ti (yo hago lo que puedo en negro)(todos nos buscamos la vida)

no hablamos de una crisis actual, esta mierda país hace mucho que mariconea con el tema, yo llevo tanto tiempo en paro porque a mí, como madre de niños pequeños a mi cargo, JAMÁS se me ha facilitado la incorporación al mundo laboral.

por eso te decía qué, joder, no me parece bien, pero no me parece bien el sistema, no que tu te busques las habichuelas, si de rebote por lo primero me he de enfadar por lo segundo, lo hago, eso no quiere decir que yo no lo hiciera (si tuviera oportunidad)

es bastante más complejo.

¿se está alargando demasiado?
esperate guapa, que no acaba más que empezar.

besos. te llamo.

Oscuro dijo...

Jejejejeje, uno, que ya no tiene educación ni leches en vinagre (si me viese mi abuelo...), aquí estoy, con un saco de besos para repartir, que puede que no solucionen la crisis, pero tal vez sí te saquen una sonrisa.

Muchos besos ;)

Fermín Gámez dijo...

El disfraz en el cual todos nos amparamos tiene las respuestas a tus preguntas de niño, dices, y dices bien.
Es cuestión de quitarse el disfraz y ver nítidamente esas respuestas.
Cada año que pasa dejo más camino al niño que fui, por mi parte. Es algo muy difícil, pero cada vez me siento menos adulto.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

y la prisa que tiene los niños por crecer...


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis