..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

25 junio 2014

NATA

Nata vino a casa hace cuatro años.
Vivíamos antes en un pueblo cerca de Granollers, Barcelona, y un amigo de Internet comentó que tenía una gatita parida y cinco gatos para regalar.
Había recogido a la madre de Nata de la calle, alguien le había pegado un tiro. Una preciosa gatita blanca llena de sangre, así que el muchaho y su mujer, corrieron al veterinario para salvarle la vida a aquella gatita callejera.

El veterinario no sólo la salvó, sino que además salvó la vida de los cinco gatitos que llevaba en el útero.

Así nació Nata.

Y aquella pareja, amantes de los animales, trajeron desde Granada a Granollers a mi Nata.

Así llegó a mi casa.

Han sido cuatro años bonitos, y debo agradecerlo a la gata y a Yandros.
 
Ella ha sido siempre una gata muy especial, muy nerviosa y desconfiada, conseguimos que nos quisiera, nunca se portó mal, ni en casa, ni con el niño.
 
Te vas a dormir, le decía anoche mientras agonizaba. Murió tranquila, sabiendo que la queríamos.  


Por la mañana quiso salir a la calle, a corretear por el jardín, y se fue, contenta, como todos los días.
Volvió por la tarde, ensangrentada, todo su pelo blanco lleno de sangre. Toda manchada.
 
Y ahí termina practicamente todo.
 
los detalles no me gustan, no los de esta historia, así que me los guardo y haré con ellos una maleta.
 
Le he mandado un mensaje al chico que me regaló a Nata para decírselo, pensé que querría saberlo.
 
 
 
 
 
 
Pero si miro la foto de mi Nata he imagino que puedo hablar con ella y que me escucha, tengo muy pocas cosas que decir.

Que te quiero, que te voy a echar mucho de menos, que veo tu trocito de sofá donde no estás, que he buscado en todas las carpetas de fotos y ahora creo que hay muy pocas y, que me perdones.
 
Te quiero mi preciosa gatita blanca.










Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis