..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

03 junio 2009

hace tiempo que dejé de preguntarme...


Hace tiempo que dejé de preguntarme por qué el principio de las cosas, se encuentra antes si intentas comprenderlas desde el centro.
Por qué la música carece de sentido los mismos días en que la vida decide hacer lo propio.
Por qué todo aquello que nos parece tan complicado de entender, suele tener una respuesta evidente.
Hace tiempo que dejé de preguntarme por qué motivos soy quien soy, no quien esperaban, no quien suponen, no quien quisieran, y soy yo, simplemente yo, para bien y para mal.
Dejé de preguntarme todas esas cosas, y muchas otras que ya no recuerdo, poco a poco, despacio, mientras los días caían sobre mis espaldas y la vida me llevaba hacia delante; dejé de hacerlo con cada gota de lluvia que mojó mi rostro, con cada amanecer, hasta que un día, todas esas preguntas dejaron de existir.

Dejaron de existir a base de repetirse, de caer una y otra vez sobre mí, de presentarse a diario.
Descubrí que daba igual cuantas veces lo preguntara la respuesta no estaba fuera, y que además, la respuesta, no era siempre lo importante.
Dejé de preguntarme cosas que no tienen sentido y quise saber por qué no lo tienen.
Cuando me di cuenta de que la importancia de las cosas no reside en la pregunta si no en la respuesta que obtienes, observé que no era objetiva, y encontré la punta del ovillo, buscándola desde el centro. 
La respuesta era evidente.
Necesité dos minutos de silencio en mi vida. Suficientes para oír mi corazón.
No era lo que esperaban, no era lo que querían, pero a mí, me bastó.

3 comentarios:

Oscuro dijo...

Pues eso es lo importante.

Un beso

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

o dos, mi pequeño saltamontes :P

Oscuro dijo...

No tan pequeño :P


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis