..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

14 mayo 2009

Debería limpiar el teclado.

Como el que no tiene nada que hacer, con el culo caza moscas, llevo un rato mirando el teclado del ordenador, por razones obvias que casualmente desconozco, me he percatado de que la suciedad, el desgaste, y quizá un tanto la desidia también, han hecho gala y acopio en el pobre aparatejo.
Las teclas “Z” y “R”, aparecen soporíferas, minadas por el desgaste del uso habitual, otras, en la parte contraria, se ven de un color amarillento, más en el centro que en los bordes, [mierda selectiva, como la memoria] y luego están las que van rodeadas por los costados y hacia abajo de algo parecido al polvo pero que no sale con el plumero. [Más mierda, vamos]
En un intento de facilitarle la vida y el uso, lo he agarrado y le he dado un par de golpes, teclas para abajo, a ver si así la roña se le despegaba un poquito. Cayó algo de ceniza, un micro papel o algo parecido, un trozo de plástico y creo que pan. Creo. Ni fugaz el asomo de recuperarlo.
La pobre “Ñ” tiene un punto de algo oscuro encima del gorro, y la diéresis con el acento, se encuentran más por olfato y deducción, que por localización visual. 
La barra espaciadora se presume medio hundida y de tanto en tanto se clava, la consecuencia es evidente.
Alguien pintó de verde fluorescente la “o” del “intro” y luce colorido en una esquina con más pena que gloria y semi olvidado.
Bien a mano, una teclita que reza “control” limpia, luego un símbolo, como todos los símbolos al lado de esa tecla, sucio, y un “alt” que desde mi ignorancia, podría significar cualquier cosa, eso sí, ni limpio, ni sucio, acompañando a la barra espaciadora.
La tecla de las mayúsculas, la de decir las cosas claras y en voz alta, por alguna extraña razón tiene una forma diferente y, cae lasa bajo otra que señala en dos direcciones, cerca de la que marca euro. Curiosamente esa, la del euro, está bastante limpia por arriba y de puta pena por los lados.
La “Ç” está casi de casualidad sobre otra de control, a la derecha, ambas roídas y pegajosas, bajo la de saltar línea, esa sí, impecable de tanto pasar página.
Los interrogantes rigen firmes y curiosos, y que decir del =0 que le precede, impoluto, aunque no corran la misma suerte el resto de dígitos para sacar cuentas.

Y estaba yo pensando una cosa:
No voy a limpiar mi teclado, no es que me guste así, es que pensándolo bien, este teclado mío es la viva imagen del funcionamiento, los políticos, la educación y la crisis de este jodido país.
¿Qué no?
Vuelve a leer y compara.

8 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Llego que llego aquí (aunque no deje huella de mi paso)vuelvo con una sonrisa cómplice y una tanda de interrogantes que suelen poner en marcha tus reflexiones. Lo mejor de ellas, además de su buen tino, las cargas de profundidad de ironía y (si me permites decirlo así) "buena mala leche".

Me pregunto, no obstante, si a esa reflexión última tuya, comparativa entre teclado y país, no podría añadírsele también el binomio: teclado vida, aunque ésta (no quiero ser pesimista) más de una vez podamos llegar a gobernarla... al menos, en parte.

Un saludo.

Antonio del Camino dijo...

Dado que el comienzo quedó confuso y se me escapó el comantario antes de su oportuna revisión, vuelvo a dejar muestra de él, con la pertinente fe de erratas:

Donde dice "Llego que llego aquí"... debe decir: "Siempre que llego aquí"

Llego que llego aquí (aunque no deje huella de mi paso)vuelvo con una sonrisa cómplice y una tanda de interrogantes que suelen poner en marcha tus reflexiones. Lo mejor de ellas, además de su buen tino, las cargas de profundidad de ironía y (si me permites decirlo así) "buena mala leche".

Me pregunto, no obstante, si a esa reflexión última tuya, comparativa entre teclado y país, no podría añadírsele también el binomio: teclado vida, aunque ésta (no quiero ser pesimista) más de una vez podamos llegar a gobernarla... al menos, en parte.

Un saludo.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola Antonio, muchas gracias por tu comentario y por las observaciones sobre las cargas de ironia, profundidad, y (si me permites aclararlo) mi directa mala leche. [sino, pregunta y ya verás que te responden los ocasionales afectados.
;-)]

me agrada la reacción que mis reflexiones te producen. por algo este, es mi espejo, y me complace saber que es capaz de reflejarse.

y sí, mientras lo escribía, se me hacía también comparativo a la vida, [a la mía, o a la de cualquiera] pero de repente una idea asalto mi cabeza:
mi vida (entre paréntesis el taco) depende de mí, sin embargo la mierda del otro teclado, el que te dije, depende de otros y me dejan a mí en la cola del INEM.
a mí y a cuatro millones menos uno, más, mirando desconsolados como llueve en la calle.

saludos.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Tu hilo siempre es muy fino.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

jugando con las palabras Paco... qué estoy dormida hombre de diox ;-)

Oscuro dijo...

Interesante la comparación entre teclado y vida, supongo que me gusta porque el mío no está tan mal, jejejejeje, al menos no me puedo quejar (pero claro, yo nunca me quejo, jejejeje)

Un besito

Mary Lovecraft dijo...

Que digo yo que la letra B la tendrás nuevecita ;)

un besazo maja

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

oscuro, mary, conocéis el chiste ese que dice que van dos gitanos a un corral a robar gallinas, cogen cuatro y comienzan a correr. en estas que la guardia civil -coño, el chiste es más viejo que yo ahora que caigo- decía que la guardia civil los estaba esperando tras unas cañas y al verlos salir les dan el alto de la siguiente manera:
alto! ¿quien vive?
a lo que el gitano, el Fali, el guapo, le contesta:
vuzotro que tenéis economato.

besos.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis