..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

14 enero 2009

LIVERTAD

Un día decidí seguir viviendo, para ello trabajé cuidadosamente con los recuerdos que debía dejar en la maleta y cuales de ellos no podían venir.

Me quedé con todos los que me habían hecho sentir ilusión en algún momento, deseché todos aquellos que me hirieron por algún motivo.

Yo no sabía entonces que existen recuerdos de los cuales no te puedes alejar aunque quieras, porque esos recuerdos en su día fueron presente y en aquel momento te cambiaron.

 

Así que cogí mi maleta con su falso bolsillo y me dispuse a caminar hacia delante.

 

Fue entonces cuando comencé a escribir LIVERTAD apostillando que jamás me obligaríais a escribirlo con “b”.

 

Pronto me dí cuenta de que mi maleta de  futuro pesaba demasiado para ser que yo aún no había cargado nada en ella. Y descubrí, con rabia pero sin sorpresa, que la gran mayoría de desengaños, desprecios y dolor, se habían venido conmigo, camuflados y escondidos entre mis risas.

Entonces me enfadé conmigo misma por haber sido tan ingenua.

De repente, todos los recuerdos que me hirieron en pasado se volvieron presente y todos ellos, sin excepción alguna, volvieron a morderme como los perros rabiosos que eran.

 

Mi alma, muestra con orgullo las cicatrices de tan cruenta lucha, trata con respeto las partes de mí que murieron en aquella guerra y cura las heridas que aún supuran. No puedo pedirle más.

 

Dicen que el tiempo todo lo cura, yo un día decidí seguir viviendo y conforme pasaba el tiempo me di cuenta de que aunque los recuerdos infiltrados en mi maleta, seguían ahí, déspotas e intolerantes, yo había cazado nuevas piezas en mi camino, más recuerdos, muchos de ellos positivos, y que si bien no habían conseguido destruir a los primeros, eran más, y los intransigentes se veían arrinconados.

 

LIVERTAD cada día tenía más fuerza.

 

Pero LIVERTAD es una quimera, nadie puede olvidar el pasado, o hacer que deje de doler. Es un perro. Un maldito perro iracundo que afila sus colmillos antes de cada cacería, que caza todos los días, que todos los días vuelve a casa con algo en su boca que arrancó de tus entrañas.

 

Desde hace años me muerde todos los días, unas veces soy consciente y otras no. A veces puedo defenderme y otras estalla mi alma en un instante minúsculo. Sin apenas percatarme de cómo esa lágrima cae por mi mejilla.

Un olor, una visión, una palabra.

Él está esperando la ocasión para abrir las fauces.

 

Esta tarde se escapó de donde quiera que sea que se refugia, y me saltó directamente a la yugular, desgarrando todas las fibras de mi alma mientras yo permanecía de pie, petrificada, contemplando un camión que trasportaba pacas de paja.

 

Que imagen tan absurda.

 

¿sabéis a qué huele la paja? A nada si está seca, sin embargo a mí me llegó olor a lana, a oveja, ruido de balidos, el perfil de los corderos, el corral.

 

Cuando trabajé cuidadosamente con los recuerdos que debía dejar en la maleta y cuales de ellos no podían venir, el de olor a cordero era de los quise traerme y sin embargo hoy me ha desgarrado también como si fuese uno de mis malditos perros.

 

Seguiré escribiendo LIVERTAD porque no voy a rendirme ni a mis miedos, ni a mis nostalgias, ni a mi dolor, seguiré escribiendo LIVERTAD porque no hacerlo significa que me entrego a todo aquello que desea destruirme y no vivir con lo bueno del presente, seguiré escribiendo LIVERTAD porque quizá así, algún día, pueda volver a tocar lana, oír balidos, ver el perfil de los corderos.

 

En otro corral, en otro tiempo y con otra vida, o con esta, pero sin “b”

 


 

6 comentarios:

lobo dijo...

Interesante esa mania de inventar palabras o en su defecto cambiar las vocales... te seguiré de cerca. Gracias por la visita. Vienes muy bien recomendada. Extremadamente bien recomendada.
Besos de lobo

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola lobo, déjame por un momento ser ¿graciosa?

acabo de encontrar en un hilo mío, que habla de corderos, un lobo, que dice que estoy muy bien recomendada...

estoy por pedirte que me enseñes la patita por debajo de la puerta :S:S:S

fin del chiste :P

y ahora hablando en serio, gracias por venir, espero que te agrade mi casa y que te quedes, yo de momento voy a darme una vuelta por la tuya que vi algo que me gustó.

besos.

delfín dijo...

¡Holaaa, holaaaa! Que gusto me va a dar leerte, jejeje.

A E I O U ¿V? Jopetas, me debí perder algo!

Muchos besos, guapísima.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola delfín, bienvenido a .el espejo.

espero que te diviertas por aqui :D

los días que estoy moñas no me hagas mucho caso. ;)

más besos.

Ilión dijo...

Jajuas jajuas jajuas jajuas

Esto es un chiste privado. Más adelante lo haré público.

Besos, aspid

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

¿que te pasa ili?

si lo que estás pensando es que entre el lobo, el delfin y la vibora, esto ya parece un zoo...


que sepas que no eres la primera en haberlo pensao (oops)

tambien tenemos un zorro segoviano, tia :D

ay diox...


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis