..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

20 septiembre 2011

La capacidad de emoción



No sé que es la capacidad de emoción y si lo intuyo, creo que tampoco me importa demasiado.
También desconozco el significado completo de la palabra sorpresa, y lo cierto es que advierto que no se desencaja demasiado mi tiempo por ello.

Conocer el significado de las palabras es aleatorio.
Cuando aplicamos términos prediseñados sobre las emociones jugamos a ser Dioses y nos ridiculizamos solos ante nuestra prepotencia.

Desde tiempos remotos hemos creado palabras para intentar comunicarnos con ellas, hemos ampliado el parque de vocablos, inventado trastos nuevos a los que ha habido que nombrar, y poco a poco el lenguaje a dejado de tener consciencia. Es tan exageradamente extenso que una se pierde frente a él.

El lenguaje cumple su fin y ejercita su tarea, a veces con más éxito que otras, y es el medio transmisor de conceptos, es bello, es amplio, es, imprescindible.

Alguien definió los sentimientos e hizo de ellos un listado en papel, una especie de decálogo de emociones y las emociones quedaron escritas.

Yo hoy, le preguntaría a ese alguien como osó globalizar y definir algo tan personal, algo tan sujeto al momento, a la vida, a uno mismo.

A veces hacemos cosas que no tiene demasiado sentido real, que no sabríamos explicar con ese vocabulario tan extenso, y la vez tan inane, que nos facilitaron conforme fuimos creciendo y, sin embargo las hacemos y las sentimos.
A veces recibimos pequeños regalos que no tiene demasiada lógica que hayan sido realizados, que para otros no serían regalos, es más, hasta carecerían de significado emocional, pero los aceptamos con enorme sorpresa y alegría.

Muchas de esas veces, el simple hecho de haber sido inconsciente dejando el simbólico beso en la frente del agasajado, es más que suficiente para recoger esa emoción y llevarla con la almohada para que te acompañe esa noche y te deje un plácido y tierno sueño, sin necesidad de saber que cojones significa realmente eso de la amistad, el cariño, ni mucho menos la tan manida empatía.

Yo hoy he dormido bien sin preocuparme demasiado por no conocer todos esos significados y, siendo feliz por poder alcanzarlos, gratamente sorprendida por verlos aparecer en cualquier lado.

El prediseñado verbal está muy bien para decir todo esto, para explicar, para contaros, pero que nadie intente definir la vida ni lo que lleva entre las bragas, que la muy zorra se desnuda y se tira al río cuando le da la gana.






3 comentarios:

CARMEN dijo...

Buena reflexión lingüística y de vida....

Besos¡¡

Zorro de Segovia dijo...

gracias, justo de esto me quejaba hoy en mi blog. Seguiré tu sabia reflexión.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

Besos a ambos.
Y gracias, evidentemente.

Zorro, he visto tu entrada... un enorme abrazo.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis