..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

08 junio 2011

Mi mundo.


Días atrás sucedió algo en mi pequeño mundo que me trasladó en el tiempo. De aquellas cosas que una es partidaria de olvidar y el instinto se empeña en mantener vivo por si acaso.

Hoy deseo olvidar y sin embargo me es imposible.

Hoy no me acecha el desengaño o la decepción, es distinto, es peor, me acorrala el miedo.

Durante unos instantes recordé en la piel lo que se siente cuando tienes miedo de verdad, sentí amenazada mi alma (y van dos) y el recelo apareció.
Tardaré unos días más en recolocar mi mundo, en situar cada cosa en su sitio y cada sitio en su espacio.
Sabiendo que volverá a suceder y sabiendo que volveré a estrellarme contra el suelo. Contra el suelo de ese otro mundo que no es mío.

Hoy tampoco voy a llorar, simplemente respiraré hondo y seguiré adelante, sin saber muy bien cual es el camino y sin intención de mirar atrás.










3 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Veo que la entrada es muy personal. Me has invitado a que la lea y la leo. No se si el incidente al que te refieres lo conozco. Pero, aunque no me gusta poner comentarios personales, a nivel general, te diría que es el miedo al miedo lo que nos hace frágiles y desconfiados. Y, sobre todo, los traumas del pasado nos hacen ver, a veces, cosas similares que no tienen nada que ver. Me atrevo a contestarte debido a tu invitación pero la realidad es me gusta más comentar cosas literarias como algunas de las que has escrito en tu blog, que son espléndidas.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

Pues nada, aquí paz y después gloria, esas cosas.

perfilao dijo...

Pues eso, a seguir. Y a perder el miedo a estrellarse de nuevo. Que sí, seguramente sucederá, pero mejor no pensar en ello.

Ojalá pudiera uno quedarse en su mundo sin contacto con los ajenos.

Besos


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis