..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

08 febrero 2009

sin punto de partida ni lugar de retorno.

¿Cómo se solucionan las cosas que no tienen solución?

 

La vida es absurda.

Hace muchos años, un colega, el Sese, me decía: si tiene solución, soluciónalo. Si no la tiene, no le des más vueltas.

 

Yo ya no sé de qué se compone la vida, ni si las cosas se solucionan solas, es más, no quiero ni saberlo. A día de hoy, me basta y me sobra con seguir respirando, que ya es bastante.

Mi mundo se está cayendo a pedazos y no sé que he de hacer para recomponerlo. Todas las piezas crujen y se tambalean, caerá, como una torre de naipes sin que pueda hacer nada por evitarlo.

 

Yo debería saber qué he de hacer, es mi mundo y yo debería tener la clave para que no sucediera, pero la desconozco. Ignoro cual es la forma, la palabra correcta, desconozco cómo he llegado hasta aquí, a este maldito punto del cual no sé salir.

 

Por las noches, sueño, y mis sueños reflejan la angustia del día a día; intercambio rostros y lugares, pero la situación se repite una y otra vez, la misma escena, el mismo sentimiento, la misma decepción.

 

Busco, hasta dormida, la solución. El detalle ese que no sé ver, pero que presupongo  existe, y que no encuentro.

Hablo, y omito datos; hay cosas que no se pueden decir. Discreción, por favor.

 

Debería estar muerta, así estarían más felices todos.

Van a tener que joderse, que me moriré cuando me toque, como todo hijo de vecino.

 

¿cuánto valen las cosas que no valen nada? ¿dónde está el principio de las cosas que no tienen fin?

 

No sé cómo puedo encontrarme de nuevo en este punto. No lo sé. Cada paso que he dado ha sido medido y sopesado, precisamente porque intentaba evitar caer en esta trampa otra vez, porque soy incapaz de soportarlo, porque me juré mil veces no volver, y sin embargo, aquí estoy, mirándome al espejo y preguntándome en que demonios me equivoqué, qué he vuelto a hacer mal, dónde está el equívoco. Y no lo sé.

 

Debo ser yo. A esa es a la conclusión a la que he llegado. Debo ser yo, que no sé hacer nada bien y que destruyo todo lo que hay a mi alrededor aún cuando no quiero hacerlo. Que soy torpe y que no doy para más.

 

La última vez quería huir, correr, alejarme. Esta vez no.

No quiero huir, no hay ningún lugar dónde pueda esconderme de mí misma, ningún sitio donde refugiarme de lo que soy.

Seguiré frente al espejo, mirándome, con la esperanza de que cambie. Con la ridícula esperanza de que cambie. Todo. La vida, la situación, la gente, yo.

 

Nada cambiará, no cambió entonces, y no cambiará ahora. Todo quedará suspendido en esa línea abstracta en la que estoy. Sin respuestas, sin presente, sin nada.

 

Estoy cansada. Cansada de luchar, cansada de seguir, cansada de vivir.

Ya no quiero preguntarme nada más, no quiero saber, no deseo continuar.

Quiero esconderme. Esconderme de mí misma, y dormir. Dejar que los días pasen. No quiero ver como cae todo, no quiero que me aplaste debajo otra vez. No quiero luchar porque no sirve de nada, no quiero seguir porque no voy a ningún sitio, no quiero continuar porque no me quedan fuerzas.

 

Quiero mi coraza, meterme dentro de ella y no permitirle el paso a nadie. Quiero que todo lo que me hiere se quede fuera, que me olviden, que me ignoren. Que me dejen en paz.

 

Quiero tener mi rincón donde llorar y ser vulnerable, sin que nadie me vea, sin que nadie se aproveche de mi insignificancia para hacerme aún más daño. Quiero mi coraza.

 

Quiero mi coraza ahora.

 

Y ponérmela otra vez, como entonces, y sentirme protegida. Pero esta vez no quiero volver a salir, quiero quedarme dentro para siempre. Si consigo ponérmela de nuevo, no volveré a salir nunca más.

No debería haber salido nunca de ella.

 

Quiero volver a renunciar a todo lo que me hace sentir viva para poder colocármela. No más risas, no más sueños, no más ilusiones. Todo eso se queda fuera, es el precio a pagar. Pero no importa, a cambio nadie te hiere, dejan de existir preguntas, no vuelves a sentirte culpable por no saber.

 

No, hoy no voy a decir que la vida es una mierda.

Soy yo.

 

 

 

 

 

11 comentarios:

Ilión dijo...

Dos cositas, Ana. Una sobre el continente y otra sobre el contenido.

Sobre el continente: Curioso que hoy casi todos los acentos y las mayúsculas están bien puestos. Sobre aquellos que pienso que faltan o sobran, o bien no sabes donde ponerlos o bien la que no lo sabe soy yo. Pero la idea es que junto con la coraza va o bien un intento de escribir correctamente (convencionalmente) o bien la rendición que supone el dejar de hacerlo incorrectamente.

Sobre el contenido: Conozco la sensación. Absurda por otra parte cuando des un paso más y compruebes que éso que a ti tanto te duele, a los demás les es totalmente indiferente.

De hecho, creo que todos conocemos esa sensación, que sólo deja de sernos indiferente cuando la sentimos en nuestras propias carnes.

Así que ponte la coraza, construye la muralla. Pero abre puertas para todo aquello para lo que en el fondo deseas abrirlas.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

pues sobre el continente, te voy a decir que en mi blog, los acentos y las mayusculas siempre estan bien puestos, excepto en las contestaciones.

sobre el contenido, ya lo he dicho todo.
un inciso:

cuando des un paso más y compruebes que éso que a ti tanto te duele, a los demás les es totalmente indiferente.

¿crees que no lo sé?

¿porque te piensas que estoy hablando sola en un puto blog? porque aqui no pueden herirme.
o por lo menos eso es lo que espero.

Ilión dijo...

Te pondría ejemplos, pero es que no tengo ganas.

:D

Anónimo dijo...

Un beso y un abrazo grande.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

dame dos, dos besos. los besos siempre pares, siempre de dos en dos.

y muchos abrazos, no importa si son grandes o pequeños, que sean de verdad, eso es lo unico importante.

nada tiene sentido, que absurdo.

Xanadú dijo...

Toma Jalea Real (con o sin ginsen. Yo la tomo sin porque el ginsen me da alergia).
Es más barato que el prozac y te ahorras la visita al médico.

Y ahora en serio, ya sé que no tienes tiempo para nada, o mejor dicho, sé que no tienes tiempo para tí, que todo y todos los que te rodean se te caen encima en estos momentos, pero Ana, en serio, debes frenar y tomarte tiempo para tí, y mandarles a todos, aunque sea por un rato, a freir espárragos.
Como ya sé que no sabes nadar, no te recomiendo lo de ir a nadar, pero seguro que en tu barrio hay cursos gratis de yoga o taichi o cualquiera de esas gilipolleces que ayudan y mucho, a tener un rato de paz con uno mismo.

Por lo demás, no sé que decir, que me gustaría abrazarte en persona y darte mi hombro para que te apoyes en él.

Un beso "asín" de grande.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

no quiero tiempo xan, quiero desaparecer.

Lore dijo...

Paciencia Ana, y algo de ánimo por un mañana, y por ese que viene a enseñarte la galletita que robó.

Lore dijo...

Por cierto, que se me olvidaba:

MUAAAAAAAAAAAAACK

Lore dijo...

Por cierto, que se me olvidaba:

MUAAAAAAAAAAAAACK

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

ojala, lore, ojala.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis