..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

09 febrero 2010

En primera persona desde el anonimato.


Hace tiempo que dejé de opinar en público sobre ciertos temas. -Una se harta hasta de discutir sobre la relatividad del color del amor-. Quizá he elegido hacer como los cínicos y comerme e ignorar el concepto de las palabras, objetividad y presunción entre ellas, y, bajo ese principio, opinar con libre albedrío.

De este modo limito los temas, o más bien, el modo de afrontarlos tras el teclado, y los convierto en tinta propia; porque no es lo mismo contarte lo que oí, o leí, o, me contaron, que explicarte lo que vi.

Y aún a riesgo de equivocarme, lo que vi, siempre será más fidedigno que lo que pudieran decirme otros, que aunque también estuvieran allí, perciben la vida de otro modo.

Mi verdad, no es dominante, pero la comprendo mejor.

Por eso hace mucho que dejé de escribir sucesos de oídas y fracciono mi tiempo y mi blog, a contar las cosas que suceden a mi alrededor, tal y como yo las observo, tal y como yo las vivo, desde un punto de vista meramente humano, en .el espejo, porque puedo reflejarme, y tu puedes reflejarte en el cristal…

Es el modo que tengo de ser justa con los hechos, hablar de ellos en primera persona. Evidentemente de esta manera, miles, cientos de miles de temas se quedan en el tintero, no es que no me interesen, no es que no los viva emocionalmente, pero, un ejemplo reciente ¿Quién coño soy yo para opinar, para verter mi dolor, sobre lo sucedido en Haití? ¿Yo? ¿Desde mi sillón, mi techo, y mi suelo que no tiembla? Podría hacerlo, y también en primera persona, a mí también se me cayó una vez el tejado encima, también quedó debajo mi futuro y todos los años de trabajo e ilusiones que había tardado en construirlo, pero yo lo utilicé para cerrar una etapa, para enterrar allí, bajo los escombros, muchas cosas, de vez en cuando le guardo el luto, voy, me acerco a mis dos hectáreas de tierra, contemplo lo que quedó en pie y, lloro; después me vuelvo a casa y continúo caminando. No contesto a preguntas del tipo de donde vienes o que te pasa en la cara.

¿Para qué?

Suelo ponerme como ejemplo si se tercia la ocasión, no porque mis ejemplos sean excelentes, o mi vida más cierta o más interesante que la de otros, sino porque tengo la convicción de que si explicas las emociones en primera persona, dejas de ser tú, y te conviertes en un anónimo que podría ser cualquiera.

Porque independientemente de los motivos que puedan desatar la ira, o el miedo, o, emociones muchos más agradables como el amor o la alegría, estas, las emociones, sí son iguales para todos nosotros, intensidades, tapujos y formas de control, aparte, todos reconocemos por igual, en carne propia, lo que estamos sintiendo.

Así pues, mi anonimato se reafirma en la desnudez de mi alma.

Una forma de ver la vida como otra cualquiera.

Toda esta filosofía de bolsillo, emerge a raíz de algo que leí hoy en un hilo, no fue lo que decía, sino mi incapacidad de contestar lo que quería.

No porque no pudiera decirlo, sino, porque era tan extenso y tan alejado del tema inicial que lo producía, que sobraba todo comentario.

Comentaba unas líneas más arriba que esto, es una forma de ver la vida como otra cualquiera, pero a veces, tengo la impresión de que hablo sola.

La perspectiva desde la cual yo oteo el mundo ha conseguido por sí sola, aislarme intelectualmente de mucha gente. Esto no es bueno ni malo: es, simplemente; me aparta de personas que no me aportan nada, aunque a veces al hacerlo ya me estén aportando algo.

Hoy me he levantado tal cual, como cualquier día y de repente choqué de nuevo contra mí misma.

Tengo un colega al que suelo ver cada mil y pico de años; siempre, tras unas horas de charla, carne a la brasa y unas cuantas cervezas, acaba diciéndome: hace más de veinte años que te conozco, y no has cambiado.

Tú sí, pienso yo, pero me callo, le sonrío primero y me río después mientras le digo, zalamero, que tengo el culo más gordo, más arrugas y más pelos blancos. Como yo, me contesta, sí, pero a ti te han servido de poco, le digo, -porque sólo me callo una vez-, y le saco la lengua, le doy un capón y el se acuerda de mi madre.

Él ya no saca la lengua ni da capones, ya dejó de luchar por causas perdidas, no dice tacos delante de sus hijos y la palabra mani le suena a… no, no le suena. No le suena a nada.

¿Y todo este rollazo monumental a qué viene?

A veces desearía que de forma mayoritaria nos dedicásemos a ver el mundo y la vida de manera más amplia, las cosas no se limitan en actos o en acciones concretas, la vida no son dos y dos, nunca tan limpio, nunca tan claro, la vida –las personas- está repleta de símbolos negativos que pasan dividiendo y que alteran los resultados, no siempre aplicamos bien las fórmulas, conocer el resultado de X o Y, implica entender la causa., y somos demasiado vagos.

Para entender las emociones de los demás, necesitamos enfrentarnos a las nuestras.

¿Yo metería la cabeza de mi hijo bajo el agua? No lo voy a hacer porque no quiero hacerlo, pero soy consciente de que puntualmente me dan ganas de ello, de la misma forma que soy consciente de que es mi salud mental quien me lo impide y no otra cosa.

Que jodido ¿no?

14 comentarios:

Incierto dijo...

Bien, bien.

De pseudo-anonimatos, algun@s algo sabemos. Pero como es tarea que no tiene mérito ninguno, es vano dar consejos al respecto.

De callarse opiniones, mejor no hablar. Total, o se las pierden los demás ... o salen ganado justo en eso. Y el mundo segirá girando exactamente de la misma forma.

Pero un adulto que se dedica a asfixiar conscientemente a un niño, eso, para mi pobre mente de dinosaurio, es claramente un fallo de la evolución. Ergo, ese adulto es inútil y perjudicial para la especie y debería ser eliminado de la existencia, como si se lo hubiese comido un león por no correr lo bastante. Sin más consideraciones.

Se puede decir más alto, pero más claro no. ¿Verdad?

Accesoriamente, se le puede juzgar antes y tenerlo una temporada disfrutando de celdas acolchadas y flipes varios previamente a la eliminación. Pero para que no se pueda escapar y tocar a otro niño, lo mejor (y más barato para el Erario Público) es pasar directamente el foso de los cocodrilos.

Y esto es todo lo que tengo que decir al respecto, me temo. ¡Qué fasci-medieval soy!.

Saludocordios.

Elektra dijo...

Siempre me sorprende ese lugar al que te diriges para mirar las cosas con otra perspectiva y sin duda, siempre será un placer leerte porque de alguna forma, acabo siempre por aprender de ti.

De alguna forma te he contestado en mi blog. Realmente no me preocupa mucho el tipo que introduce la cabeza de su hija en agua repetidas veces. Yo soy en este aspecto de la misma opinión que Incierto, y aún a riesgo de que me cataloguen como más salvaje que el propio agresor, sinceramente considero que no merecen vivir. Lo que realmente me preocupa es el daño que se hace a esas criaturas. El dolor, la lacra que queda para siempre en sus corazones. Esos recuerdos que se deben quedar grabados a fuego en su memoria y que a lo largo de su vida los rememorarán una y mil veces sin que consigan de ninguna forma encontrarle explicación. Y es, simplemente, porque no hay explicación posible.

Yo cuando tuve a mis dos hijos de golpe, hacía un comentario que voy a repetir: hay que tener la mente muy lúcida para controlar ese deseo que en un momento cruza fugaz por tu mente y no lanzar a tu hijo por una ventana cuando su llanto traspasa nuestros tímpanos convirtiéndolo en una tortura para nuestros oídos.

Tienes toda la razón, nuestra salud mental nos lo impide, pero si en un momento dado se nos cruzaran tanto los cables como para olvidar nuestra cordura y abandonarnos a la locura, te aseguro que no podríamos vivir con nuestros actos y yo particularmente me lanzaría al mismo vacío al que lancé a mi propio hijo. Pero no es el caso de estos maltratadores. No se trata de hechos aislados. Sistemáticamente repiten las palizas, los abusos. Creo que carecen te todo tipo de conciencia.

Qué tipo de persona es aquella que una y otra vez es capaz de vejar a sus hijos, de no sentir absolutamente nada ante su sufrimiento, o lo que es muchísimo peor, sentir una gran satisfacción por el dolor que provocan.

No puedo, bastet. Una y otra vez lo denunciaré. Una y otra vez pediré que hagan algo con estos salvajes y a ser posible, que les sometan al mismo trato que ellos han dado a unos niños inocentes. Y después de ello, por favor, que les peguen un tiro en la nuca.

Lo siento, porque he venido aquí a soltar mucho más de lo que he soltado en mi blog.

Muchos besos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola fasci-medieval, que sepas que a mí también me gusta la carne cruda, las vísceras y apoyo la pena de muerte.
primitiva que soy, ya sabes, yo también mato pronto el perro.
pero a mí no me basta con decir que hijoputa, una persona así es un enfermo. ¿que hay que matarlo? se mata, por mi parte, ni seré yo quien pare a la muchedumbre y, si no hay muchedumbre y el tiro se lo he de pegar yo, se lo pego.
tampoco tengo demasiados problemas de conciencia en ese sentido.
pero decir que hijoputa, no basta.

y no basta porque matar un perro no significa erradicar la rabia.
sí cuando matas un hijoputa, pero no si es la rabia lo que dejas vivo.

si concluimos lo mismo, lo que sucede es que yo prefiero analizar primero la cuestión, por si por un casual, obtenemos algún cambio.

besillos. ;-)

elektra déjame decirte que me satisface que pienses en lo que planteo, no porque aprendas algo, sino porque es así como aprendemos todos.
gracias.

me parece estupendo que pienses en el dolor producido por la falta de infancia y/o la infancia nefasta a la que son sometidos estos menores, pero ¿cuantos menores hay sin infancia? víctimas de guerras, de hambrunas, de catástrofes, huérfanos, llevados a la prostitución. miles de niños se amontonan en el planeta esperando una oportunidad, y el único error que han cometido es haber nacido allí y no aquí.
a estos también les quedan secuelas, si sobreviven a ellas.
pudiera parecer que hemos de exigirle más al primer mundo, para eso recibe una educación y vive de manera acomodada.
¿con las primeras necesidades cubiertas solo queda amar al prójimo?
ya ves, no es así.


un comentario que voy a repetir: hay que tener la mente muy lúcida para controlar ese deseo que en un momento cruza fugaz por tu mente y no lanzar a tu hijo por una ventana cuando su llanto traspasa nuestros tímpanos convirtiéndolo en una tortura para nuestros oídos.

jajajjajajajjajajja.
yo también he dicho eso, me miran con cara rara ¿y? hay gente pa tó :P

pero déjame decirte que el ser humano carece de conciencia, el ser humano se guía por instintos y miedo, lo otro, la conciencia en un síntoma aprendido que le debemos a nuestra cultura judeocristiana.
todos, y digo TODOS, simplemente queremos sobrevivir, si a esto le sumas algún tipo de déficit vitamínico en el cerebro, la podemos liar parda.

por lo demás, contigo estoy que tiro en la nuca. sin más.
proteger al grupo, ya sabes.

y tranqui, este hilo es un poco la continuación del tuyo, pero, en .elespejo.

besos.

Outsider dijo...

Vaya, devuelvo una visita y descubro un nuevo sitio con comentarios de la gente que conozco... el mundo es un pañuelo (sin entrar a debatir en que nos convierte eso a sus habitantes).

Me ha gustado tu reflexión, yo también me cansé de debatir muchas cuestiones en público pero tenía necesidad de contar, aunque fuera a mi mismo, alguno de entre mis pensamientos, esos fragmentos de información que tenía miedo a olvidar. Esa queja pseudo anónima porque si hay algo claro en esta nube es que el anonimato real no existe, lo que hay es la voluntad de averiguar o no quien se esconde detras de cada fachada.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola outsider, sí, ciertamente el mundo es un pañuelo, a veces, más chico de lo que un@ desearía, por eso de los mocos ;-)

y sí, cierto también que el anonimato real no existe (para desdicha de algunos)
lo que sí existe, sin duda alguna, es el anonimato grupal.
la de veces que lo utilizamos para fines poco claros...

saludos.

Oscuro dijo...

Me gusta esta entrada. Me gustó hace un par de días cuando la leí, y me sigue gustando ahora que vuelvo sobre ella.

Podría extenderme sobre lo que dices, pero no lo haré. Solo te diré una cosa, a mí me gusta el gris, me muevo bien por él, no soy blanco, ni soy negro.

Un besote

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola oscu, tengo un colega, (y no es el de las birras de antes) que también se mueve en sus tonalidades grises, es más, él dice que le gusta ser como el junco.

ya sé que parece que no tiene nada que ver una cosa con otra... grises... juncos...

lo cierto es que las personas "grises" (sin necesidad de ser el hombre del traje :P ) suelen ser más templadas, por eso del intermedio, y a la vez más amplias de miras, por aquello de las gamas de colores, los blancos y negros somos como más extremistas, o todo o nada.
¿Que tiene que ver el junco? te preguntarás. el junco se dobla en las tempestades, y cuando estas acaban, él es el único que ha quedado en pie.

amoldarse a las situaciones difíciles y tener amplitud de miras, es una muy buena forma de sobrevivir anímicamente en este mundo.
a veces (muy de vez en cuando, que yo soy muy mía) envidio esa manera de tomarse la vida.

besos.

Incierto dijo...

Bueh. Como me duelen los dedos de guitarrear y la visita es nocturna, sólo diré que:

1.- "Me doblegaré como un junco al viento" es Frase con Copyright. Paul Atreides en "Dune", nada menos. Así que cuidadín ... o me chivo a la SG@E.

2.- A los cocodrilos no les importa nada por qué profundas razones haya cometido actos viles quien sea arrojado a ellos. A mi, evidentemente, tampoco.

3.- El anonimato quizá no exista. Pero el pseudo-anonimato puedo dar fe que si. :P

4.- Resulta consolador que, pese ser mucha la ignorancia, la mayor parte de lo que un@ desconoce se engloba en lo que a un@ no le importaría nada, de conocerlo. Ergo, "anonimato" tampoco es que rime con "cocodrilos", ¿verdad?.


Y con estas perlas, les dejo a Vds en sus afanes.

Saludocordios.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

oh oh.

1.- deja de chivarte de nada a nadie, creo que t'odio.

2.- los cocodrilos entrarán en el arca de Noe, yo no, así que a mí lo que me la suda es lo que les pase a los cocodrilos, incluidas las indigestiones.

3.- si alguien es conocedor de tu identidad (y juraría que ningún ex CDK, es desconocedor de ello) el pseudo-anonimato es como una media mentira.

4- no, anonimato no rima con cocodrilo, con cocodrilo rima cocodrila, y, con anonimato, pazguato :P

¿ya está? es que me desvelas lo que diox no sabe....

¿qué coño es un saludocordio?

besos.

Incierto dijo...

Es que Nos, desde Nuestros delirios intelectualoides, hemos decidido inventar un término para resumir el tan manido "saludos cordiales". Y "saludocordio" da el pego. ¿Que no? Ahora, que si lo prefieres (y cabe por el cable), te mando un "clavicordio" y todos contentos. La esencia es no cortar abruptamente la comunicación... si no es justo eso lo que se desea, claro.

Y en cuanto a CDK, no nos engañemos: Nunca he dejado rastro en esa web. Ni antes ni después de convertirse en tienda de libros, quiero decir.

Mmm... medias-mentiras (o no) aparte, si que es verdad que desde el pseudo-anonimato se aprende algo: El personal no es tonto. Con lo cual el truco es medir bien lo que se dice respecto a lo que se desea decir. ¿No es ello cierto?.

En cualquier caso, nada tiene mucha importancia. Mientras el fútbol sea diario y no nos falten los realities en TV, todos podemos relajarnos y dar en nuestros respectivos afanes cotidianos. Como debe ser.

Alla va esto, pues. :P

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

Mmm... medias-mentiras (o no) aparte, si que es verdad que desde el pseudo-anonimato se aprende algo: El personal no es tonto. Con lo cual el truco es medir bien lo que se dice respecto a lo que se desea decir. ¿No es ello cierto?.

no, que va, si no es lo que se dice, es COMO se dice, y mi querido incierto, existen cosas que son imposibles de esconder.
ah, tú sabrás.

gracias por la aclaración, que por otro lado ya imaginaba, pero mira, quería que me lo dijeras.

muy mujer yo, sí, ya lo sé. :P

besos y eso.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

Mmm... medias-mentiras (o no) aparte, si que es verdad que desde el pseudo-anonimato se aprende algo: El personal no es tonto. Con lo cual el truco es medir bien lo que se dice respecto a lo que se desea decir. ¿No es ello cierto?.

no, que va, si no es lo que se dice, es COMO se dice, y mi querido incierto, existen cosas que son imposibles de esconder.
ah, tú sabrás.

gracias por la aclaración, que por otro lado ya imaginaba, pero mira, quería que me lo dijeras.

muy mujer yo, sí, ya lo sé. :P

besos y eso.

Oscuro dijo...

En cuanto me has dicho lo del junco lo he visto clarísimo. Yo, al igual que tu amigo, también uso lo del junco para definirme. Tengo 3 o 4 cositas bien claras en la vida, que son la raíz sobre la que me asiento, el resto... cambia según las circunstancias, simplemente me dejo llevar y veo lo que va ocurriendo.

Un besito

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

pues a veces, no pasa na de na.
te lo aseguro.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis