..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

13 octubre 2009

a veces, muy de vez en cuando...


A veces imagino sonidos que están únicamente dentro de mi cabeza. Son ecos que reconozco y que una vez rodeaban mi existencia. Ahora ya no y, creo que este es el motivo por el cual los percibo aún a sabiendas de que son ecos lejanos.

Existen días que están predestinados a ser nostálgicos. Un aroma, un recuerdo.

Romper con todo significa tantas cosas.

Hay formas que jamás se recuperan y una piensa ¿qué pasó? Y cuando se haya la respuesta aparece la nostalgia.

Echo de menos un lugar al que no podré volver jamás, un lugar que está instalado en el tiempo, y el tiempo me aleja de él cada día que pasa.

Volveré allí, al lugar que habitó aquel tiempo, pero aquel tiempo, nunca volverá.

-Joder, parezco Becquer y sus golondrinas.

Con la diferencia de que mis golondrinas tenían cuatro patas y olían a lana. Pequeño matiz.-

Echo de menos el ganao y ver parir las ovejas, por eso a veces, como hoy, me ha parecido oír esquillas entre el aire, las talacas de los chotos y los ladridos de los perros.

Pero no.

Entonces, aquel viejo pastor me decía, el ganao se mete en la sangre, y yo pensaba que era porque el llevaba toda la vida allí, con su rebaño, con su olor a lana, con el balar del cordero.

Pero no.

No porque yo me marché y me llevé en el alma todos los sonidos y todos los olores y, siguen aquí. Quemándome.

A veces, muy de vez en cuando, veo un rebaño y, si tengo tiempo paró un instante en el camino, el justo para oírlas, para verlas, para desear que fueran mías y poder sentirlas cada mañana.

Y cuando percibo que las lágrimas están a punto de desbordarme, entro de nuevo en el coche y me alejo. Siempre mirando por los espejos intentando estirar unos segundos más la imagen.

Creo que de todas las cosas que he perdido en el camino, esta está siendo la más difícil de olvidar.

A veces, muy de vez en cuando, veo un rebaño y, si tengo tiempo paró un instante en el camino.

Y si no lo tengo, me lo invento, o se lo robo al aire, mientras cierro los ojos y dejo que tanto los sonidos como la ausencia de ellos me ensanchen el alma, sólo cuando percibo que las lágrimas están a punto de desbordar mis ojos me meto en el coche y me alejo, mirando por los espejos queriendo estirar la imagen.

O a veces, muy de vez en cuando, cuando veo un rebaño, si tengo tiempo paró un instante en el camino.

Y me acerco despacito entre la hierba, al abrigo del pastor y de los perros, con el alma encogida para que no me descubran, y poder ponerme en cuclillas mientras las miro y dejo que me miren. Deteniendo el tiempo unos instantes.

Y al percibir que mis ojos se llenan de lagrimas, retomo mi camino hacia el mañana, con el alma partida, dejando los pedazos en el suelo para que sean ellas quien los recojan. Entonces me meto en el coche y me alejo, y al mirar por los espejos deseando mantener la imagen un segundo más, me juro a mi misma que algún día volveré.


1 comentario:

Chema Barragán dijo...

Hola,

...ummm, imagina el sonido que ofrecen los aplausos en un auditorio...en este caso una lectura...

...

...Sigo aplaudiendo : )

Abrazos

PD: Ahora aplaudo pidiendo los bises : )


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis