..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

04 octubre 2009

retales.


Llevo toda una vida construyendo mi vida.

Lo hago con los retales que me van quedando de los días pasados, de risas y de lágrimas, a veces propias otras ajenas. Recojo letras de canciones que se graban en mi alma y que me identifican con quien las canta. Con los trocitos de sol que aparcan en mi ventana, con la lluvia que resbala por mis cristales. Con nombres de personas que se alojan en las circunstancias. Con circunstancias que perviven a través del tiempo. Con el aire del campo, o la arena de esa playa en la cual nunca estuve y nunca pisé.

Quizá mañana.

Quizá jamás.

Llevo toda una vida construyendo mi vida y, en el intento construyo también parte de la de quien me rodea.

Con mis retales y mis tragaluces, aquellos que no siempre dejan ver el sol.

Mi vida es semejante a un patchwork; confeccionada con telas sobrantes y de vez en cuando utilizando hilos austeros en su creación. Recosida en alguna de sus partes e intentando disimular el zurcido con bordados de flores. Buscando una combinación que me agrade con lo que tengo en las manos. A veces resulta y, otras he de conformarme con crear un simple cojín.

Pequeño y parcheado, pero mío.

Llevo toda una vida construyendo mi vida o, al menos eso quiero creer.

Sólo me dieron un lienzo, un cubo con imaginación y un pincel.

Me agrada pensar que mi vida es un esbozo en tonos pasteles; repleta de suaves acentos que la establecen, y cuando veo aquellos pintarrajos ensangrentados, quisiera que no existieran, que las mezclas de colores hubieran sido más dóciles y mansas. Pero no son así, son colores que recuerdan los gritos que los crearon y tiñen mi tapiz con descaradas sombras y extraños juegos de luces.

Da igual, son mías.

Llevo toda una vida construyendo mi vida: tiene notas musicales, clave de sol y compás cuatro por cuatro.

Un viejo blues desgarrador o una canción desesperada escrita por Neruda. La canción del verano a ritmo de chachachá. Una nana a las doce en punto. Improvisando, que más da, desafinando. Cumpleaños feliz y un villancico que no recuerdo. B.B. King. Joaquín Sabina. AC/DC. Mi canción, tu canción.

Morning has broken.

Todas ellas robadas, todas mías a su vez por ese mismo motivo.

Llevo toda una vida construyendo mi vida.

Ni bien ni mal.

A veces despacio, otras no tanto.

Con retales, y con perfiles abstractos escritos de madrugada.




2 comentarios:

Oscuro dijo...

Vaya, una entrada muy profunda, bueno eso no suele ser ninguna novedad. Construir la vida con cada paso que damos, con cada sorbo que bebemos...

Un beso

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

e intentas no ahogarnos con ella...

besos. dos. tacaño.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis