..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

29 septiembre 2009

Lunes, huelga de imbéciles.


No, erróneo, ayer lunes, parece ser había prevista una convocatoria de huelga.

El sector llamado a filas: los imbéciles que bailan por el país tocándonos los cojones a los que hacemos huelga otros días por otros motivos tanto o más sospechosos que el mentado anteriormente.

La invitación parece ser no tuvo demasiado éxito y salieron todos toditos todos –y todas ellas también- a currelárselo como si de un día normal se tratara.

Mierda libre albedrío que una esperaba pasar un día tranquilito por las calles de la población, por el viaje en el ordenador y también a la salida del colegio.

Pues nada de nada.

Los imbéciles, ensoñando siempre, cómo van a ser conscientes de que han de acudir tras el bando a filas, y defender lo suyo quedándose en casa sin salir y sin tocar nada que pueda comunicarles con el exterior.

No tienen sindicato ¿o qué?

Una espera un día reposado y el imbécil, que no conoce el anonimato ni su condición de voluntario, decide joderle la mañana, la tarde y a ser posible la noche también.

Corporativistas como ellos solos, hasta puedes encontrarlos de tres en tres en el mismo lugar, a la misma hora y por la misma razón.

Aunque esto último difiera no importa, ellos se apiñan igual, mientras se sonríen.

Entonces puede pasar que aparecen de tres en tres por separado: uno al teléfono, el otro en la televisión y el tercero llamando a tu puerta.

Solidarios hasta la muerte, si no puede aquel, aparece el otro para relevarle en su cometido.

A donde no llega uno acude el otro.

Y una piensa ¿y tu padre que tal mea?

Son cansinos cierto, poco importa que una ya casi se haya acostumbrado a encontrárselos por el mundo virtual, al teléfono, o en directo en cualquier administración pública y del estado.

Pero lo peor de todo es que además, lo llevan con orgullo: soy imbécil ¿y qué? Titi se baja de la moto como quiere.

Coño, el Titi que se baje como le sople los cojones, pero que no aparque la burra sobre mi pie.

No hay forma.

Luego están los imbéciles ocasionales y los de diario.

Tan malos son los unos como los otros. Es cierto que a los nuevos los ves venir de lejos y algo en tu interior te advierte del asunto, pero ¡cuidado! Nunca sabes cuales son los límites de un imbécil ni hasta donde puede llegar en su empeño de ¿favorecerte? ¿Ayudarte? Lo que sea que pretenda hacer.

¿Alguien pidió tu ayuda? ¿Tu consejo?

En el caso de la administración, posiblemente sí, pero a estos sitios ya has de ir conformada de que ce n’est pas possible.

Los de diario son insufribles. La madre que los trajo.

Dice el diccionario DRAE que un imbécil es alguien alelado o falto de razón.

Como definición yo la encuentro bastante acertada, suave, pero acertada, lo que realmente me preocupa es que la palabreja en cuestión es hija latina, imbecillis.

Ya en aquellos tiempos existían y no hemos conseguido controlar la plaga.

Lo que no especifica el jodido diccionario, es si el estado de imbecilidad es casual, genético o adquirido.

Si con la edad se pasa –aunque por la experiencia que tengo en el tema, yo, creo que si no se trata aumenta como la miopía-

Y sobre todo y lo más importante, si además se contagia.

Porque en el caso de ser cierto esto último, lo tenemos claro.

4 comentarios:

Chema Barragán dijo...

Hola,

El mundo está lleno de imbéciles y muchos de ellos se dedican a la política...La cuestión es que nunca llueve a gusto de todos y cuando esto ocurre no nos hacen ni puto caso. Ahora, eso sí, ellos nunca se mojan...los imbéciles.

Abrazos.

PD: He estado en tu otro blog, vamos que he cruzado el espejo. Eres toda una poeta, o como se escriba.

Haga su comentario. dijo...

"Poetisoide", va a ser.

¿O acaso "poetisímil"? ¿"Poetófila"? ¿"Poeti-i-dona"? ¿"Ginepoeta"? ¿O un importado-ergo-molón "poetwoman"?

Lo cierto es que el tradicional "poetisa" no puede decirse (hoy dia) con tranquilidad... sin incurrir en el sexismo más fascista y/o filo-nazi-total-del-copón.

Si. Es mejor ser todos lo mismo sin distinción de género: Pagaimpuestos de pro y ya. Pero siempre "ciudadanos Y ciudadanas", por favor.

¡Viva, pues, el siglo XXI y sus avances, que iluminan los más oscuros nichos de una lengua tan medeval y atrasada como la españoloide!

(*sigh*)

manolotel dijo...

Debería haber, de verdad, una huelga indefinida de imbéciles... Y QUE SE APUNTARAN TODOS.

Si te digo la verdad he leido tres veces este post y sigo sin saber de que iba la huelga. Tampoco importa demasiado. Como bien dices, cuando de verdad hay una huelga que merece la pena resulta que éstos nunca la hacen.

Encantado de pasar por aquí y leer todas estas entradas "filosóficas" que se me han ido acumulando.

Un beso.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola chema, los imbéciles son una raza aparte, de esas que colonizan el planeta, y desde luego, si pillan cargos altos, ummmmm por un poner director territorial de algún banco, -así a bote pronto y sin que la hijaputa esa se diera por aludida por este comentario soez y abigarrado, pues mejor que mejor- decía, te joden con su prepotencia mal adquirida y peor aplicada.
-es que me lleva reconcomiendo las tripas toa toita la semana y si no lo digo reviento-

a ver, nunca haga su comentario y no te bañes sin nada, -como no te podía cambiar el sexo te he cambiado el nick, se siente.
te decía, que me quedo con poetwoman not job. ea tralará y lerelelé el dominio del inglés.

manolotel, casi me ahogo por tu culpa cuando bebiéndome un café he leído lo siguiente:
Si te digo la verdad he leido tres veces este post y sigo sin saber de que iba la huelga.

de imbéciles, solamente de imbéciles, de todos ellos, de tu vecino, de la maestra de mi hijo, del tío que quiere venderte un seguro por teléfono, de la mema que le comento a chema...
de todos ellos, por separado, en conjunto...

ais sino fuera por estos ratos.

besos a los dos.
al indefinido no se si darle un beso o una base.
hala, que se quede con un abrazuco.

;-)


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis