..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

20 septiembre 2009

Ahora lo sé: Diox existe.

Y además, me odia.


Ayer me llevé los niños a casa de mi madre. El fin de tal acción, no era otra más que el pequeñazo de los cojones, -treinta y tres meses de hiperactividad congénita y genética, mala leche adquirida y una especial habilidad para hacer lo que no debe, cuando no debe- decía al comenzar la frase, que el fin era –ilusa de mí- poder dormir hasta que los ojos se me abrieran por si solos, sin importarme la hora, sin tener que levantarme treinta y cuatro veces por la noche, porque ahora tengo pipi, ahora tengo sed, ahora me quiero ir a la cama contigo, ahora al sofá, ahora tengo pesadillas, ahora, la pesadilla, mama, soy yo, y no tener que aguantar a las siete de la mañana esa frase que me apabulla a la vez que me avergüenza:
Mama, hace sol, es de día, levántate.

Tengo sueño y yo no soy Lázaro, niño. Duérmete de una jodida vez y déjanos dormir a los demás, que hoy es sábado.

Así que ayer los metí en el coche dispuesta a pasar una noche tranquila y relajada.
Y una mierda que te comas.

Antes de marcharse el muy ********** me dejó la alarma del despertador conectada A LAS SEIS DE LA MAÑANA.
La radio para que sonara un poco después.
Y a las ocho menos algo ha apretado la rellamada del teléfono de mi madre y me ha llamado al móvil.

Evidentemente, me he levantado.
Triste, compungida, contrariada y como no, con ojeras.

Hoy no estaba en casa.
Tiene treinta y tres meses ¿Quién le enseñó a dar por culo con los aparatos electrónicos?

Diox ¿no podías informarme de tu existencia de una manera menos traumática?
Gracias.





6 comentarios:

Padme dijo...

Pues me vas a disculpar pero no he podido evitar una carcajada al leer tu entrada aunque supongo que maldita la gracia que te hace a ti. Aventurarse en el mundo de la maternidad es lo que tiene, es una lotería. Al igual que no sabes lo que va a salir del bombo de los premios, nunca podremos saber que coño saldrá del bombo con el que nos paseamos durante nueve meses.

Siempre he pensado que cuando más se nos cae la baba es cuando los vemos tiernamente dormidos pero si te toca aquél que no duerme es el peor castigo que te pueda tocar. Bastante agotan ya como para que una ni siquiera tenga un momento de descanso.

Tú resérvate para cuando llegue a la edad en la que no hay forma de hacerles salir de la cama y te tomas la revancha. :)

Paciencia, porque no queda otra.

Besos de otra madre que tuvo mejor suerte.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

juas, la revancha dice...

esa podría tomármela con la niña, que tiene quince tacos, pero tampoco funciona :S:S:S:S:S

besos.

Padme dijo...

Pues entonces mujer, no nos queda otra más que armarnos de paciencia y esperar a que lo tengan que vivir en sus carnes.

A ver si con un poco de suerte, Diox les odia un poquito más si cabe. ;)

Lore dijo...

Anda anda... con lo guapos que te han salido, que no haces más que quejarte...

Si tu hijo es un Santo... si yo he estado con él y jamás ha salido a correr desbocao, ni ha tirado el cubo de las pinzas por el balcón.
Tampoco lo he oido decir palabrotas, ni gritarte. Ni meter 2 cintas en el aparato de ver pelis, ni tampoco me ha colgado el teléfono nunca, ni lo he oido llorar de rabia, ni ...

Juer, churri. Que sí, que te compadezco U_U

Zorro de Segovia dijo...

hace poco me llamó un colega a las 5 de la mañana. Me desperté y ya había colgado, así que le devolví la llamada. Mi amigo, asustado, se despertó de golpe justo para ver a su hija de año y medio sentada junto a su cama con el móvil en la mano.

Los enanos son la hostia.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

lore.... te lo regalo :-P

zorro, mas que ser la hostia, son unos tocahuevos, encantadores, pero unos tocahuevos.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis