..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

06 agosto 2008

entre recuerdos de espuma

estoy en el -mi- bar.
no parece el mismo, o sí, el olor parece el de antaño, sino fuera por el apestoso olor a frito que sale de la cocina.
he salido de casa con idea de tomarme un café, por las mismas calles de antes. ¿quien es ese? no conocer a alguien en un pueblo de 160 habitantes, me escama, es más, apurando mi egoismo acertaria a decir que incluso, me disgusta.

he tenido siempre la insana costumbre de escribir correo y no mandarlo, siempre ha sido más para mí que para la persona a la cual va dirigido y de nuevo, rebuscando en los cajones aquellos donde encontré aquel poema, he hayado viejas cartas, más recuerdos de espuma, que duelen.

llevo un mes balanceandome entre ellos, entre mi pasado, sin poder tener un solo minuto de intimidad escrita, repito que estoy en el bar, la tele bocea encima mío, alguien pide un café y mi hija lee por encima de mi hombro.
así no se puede pensar coño.

otro desconocido. ea, quien da más?
otro dia me suicido, hoy voy a dejar pasar el mal rollito.

quiero escribir una de esas cartas para la estafeta, decirle cuanto le odio sin odiarle.
¿al desconocido?
no, ese solo me irrita, al otro, al que no está.

lo intento.





que mal rollo.


2 comentarios:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Pues dale al poder de las palabras, que con él te defiendes muy bien.

Melmoth el Neuromante dijo...

No sé muy bien por qué, pero te he imaginado estilo animé dirigido por Tarantino, como el de Kill Bill, contigo como La Novia, atacando a las personas a las que escribiste todo ese correo no enviado, pero haciéndolo con el papel y cortándolos con los bordes... sangre a chorro y todo eso.

Y hace años que no pruebo las drogas, imagínate.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis