..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

21 noviembre 2011

GARABATOS







Un día, hace mucho tiempo, una niña de ojos claros dijo que quería aprender a escribir y garabateó sus primeras letras. Lo hizo sobre un lienzo de pergamino, como son todos aquellos lienzos que se rasgan sin apenas mirarlos. Su primera escritura fue un borrón, pero repitió el borrón una y otra vez hasta que por fin se asemejó a una palabra.
Cuando tuvo su primera palabra escrita, le dibujó unos bordes a las letras y los coloreó, y así obtuvo su primera palabra bonita.
Esperó a que la pintura secara y se llevó bajo el brazo, enrollado, su lienzo de palabras.

En los años siguientes, las palabras, los garabatos y los borrones se amontonaron en los estantes del alma. Unas veces ordenados, otras, sin datar. Algunos fueron leídos, otros, olvidados en silencio. Los que dibujaban gritos se quedaron detrás, apenas eran visibles.
Muchos pergaminos se rompieron por el paso del tiempo.
La tinta de algunos se difuminó.

La niña de ojos claros recordaba el día de su primer garabato.
La gran y débil colección de pintadas del alma se desvanecía. Caían las letras de los estantes corroídas del pergamino, y montones de palabras rodeaban sus pies.

¡NO!

Un NO enorme quedó desnudo en el suelo.

Su primera palabra en cualquier versión temporal y la última garabateada.

La niña del cuento de las palabras pintadas, se agachó y recogió su garabato, lo enrolló como pudo y lo metió bajo su brazo. Se quedó sola rodeada de sus pergaminos, de los nuevos y de los viejos, abrió la maleta y metió todas las palabras que conocía, las que se vestían en blanco y negro también, las teñidas de sangre y las absurdas.
En ella alojó también los pergaminos y las letras de otros que por algún motivo se habían quedado en el estante.

Sentada en el patio de la vida se dedicó a separar pergaminos. Los buenos de los malos, los que estaban bien escritos de los que no, los que habían mantenido intactos los colores de los que habían perdido el brillo.
Tras horas de revisar todos los garabatos, observó que tenía una gran montaña de borrones y ninguna ilusión. Que ya no podía garabatear más pergaminos y prendió fuego a su montaña de papeles vacíos.

La niña de ojos claros había puesto todo su empeño en aprender a escribir y después de tanto borrón, garabato y letra bonita, se dio cuenta de que nadie sabía leer.


6 comentarios:

CARMEN dijo...

Es precioso..

aspid dijo...

Gracias guapa :-)

Gabriel Alejo dijo...

Qué bueno! Gracias Aspid... (ya te enlacé en mi blog)

aspid dijo...

Gracias a ti Gabriel por llegar hasta mi espacio y leer.
Seas bienvenido.

Magras dijo...

Ese fue mi eterno sino... ¿de qué sirve escribir si no tienes quien te lea?

Por eso escribo y publico, independientemente de que mi estilo guste o resulte cansino, y que entre quien le apetezca. Yo aquí entro gustosamente, y te miro en esa foto y a pesar de ver unos ojos algo más claros que los míos me alegro que, en cierto modo, no seas tú la chica de los garabatos... Las fallas en Valencia, y allá por el mes de Marzo.

Un beso, Aspid

aspid dijo...

Magras, mi estimado Magras, no importa que no te lean, lo importante es poder decir que lo escribiste, en papel, en el alma o en la arena de la playa, donde fuera, pero que juntaste pergaminos con palabras y emociones, aunque no las entendieran, aunque no las respetaran o incluso aunque no las vieran.

Lo importante nunca es qué se dice ni a quién va dirigido, lo realmente importante es poder decirlo, y si después de esto se puede compartir, mejor, pero que nunca sea el fin de la tinta.

Ni la del papel, ni la de del alma.

Otro beso desde .el espejo


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis