..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

07 agosto 2011

LOS GAYUMBOS DE MI VECINO EL URBANITA.



Tres de la tarde en mi pueblo, calor sofocante propia de un verano cabrón, vecino urbanita y sesentón, tonto para más señas, de aquellos que piensan que comprarse una casa en el pueblo es irse de vacaciones al caribe con Curro.

La menda que sale a la terraza a recoger la ropa, chisporroteo en el corral del vecino; ya está haciendo fuego el memo para asarse una longaniza ¡arriba España! que estamos de vacaciones en agosto y en secano, ¿fuego? ¿quién dijo miedo en vacaciones? ¿aire? Que va, el cierzo parece brisilla suave, que soy de Capital y me aso la longaniza donde me cuadra.


Gilipollas.


Una que pilla la toalla y mira de soslayo a ver hacia a donde apunta hoy la llama, mientras dibuja mentalmente el camino hacia el extintor, el grito para que alguien agarre la manguera y salta deportivamente (no hay nada como dibujar escenas, si salto de verdad me parto la cabeza) la valla que separa su corral ardiendo del mío... ¿y qué ve por ese reducido soslayo? Al memo asando choricillos o similares, en gayumbos, blanco como la leche, barrigudo y sesentón.


A Madrid que me voy con los indignados ¿a qué? A lo que sea, semejante estampa da para eso y para más.


Uno se va de vacaciones al pueblo y cree que puede ir en gayumbos por el mundo, hala, ya está, a tomar por culo todo, vecina incluida.

Resulta que los que vivimos de normal en el pueblo no tenemos por costumbre ir desbraguetados por el mundo, aunque al urbanita gilipollas de mi vecino crea que es una costumbre que practicamos con asiduidad y demuestre su fe para con Diox decidido todo él a integrarse en ella.

Resulta que nos es poco agradable salir a la terraza y ver como se salta las prohibiciones sobre la quema poniéndonos en peligro a todos porque quiere comer como en el pueblo, coño, que se haga una barbacoa en condiciones y deje de acojonarnos a la hora de la siesta, y que se cubra, a poder ser, sus patas blancas sus blancas patas, que no tenemos porqué aguantar su descerebrado comportamiento por mucha calor que haga en agosto, yo también tengo los sobacos mojados y no voy enseñando el culo cuando voy a buscar el pan.


Me chirría, lo siento, me chirría que piense que en pueblo se puede hacer de todo porque es el pueblo, como si los que vivimos acá fuéramos animales acostumbrados a vivir sin orden ni concierto, sin urbanidad, sin respeto por el prójimo.

No, no me agrada salir a mi terraza y ver a un tío paseándose en calzoncillos frente a mí porque está de vacaciones en el pueblo.


Estás en Mi pueblo, Yo vivo aquí, y aquí tenemos las mismas manías que en tu puta capital, y si en tu barrio, ese que está en tu ciudad, no se pasea la gente en gayumbos y no hace fogatas en el descansillo, y si lo hace lo consideráis una falta de respeto, de urbanidad, un peligro, un maníaco y etc, y en una de estas llamáis a la policía porque hay que ver como está el mundo, coges, cabrón, y me explicas porque aquí, mi lugar de residencia durante todo el año, tengo que aguantar yo, en verano, que tú seas un imbécil y hagas el gilipollas frente a mi casa por el simple hecho de que estés de vacaciones.


¿qué hago? ¿me tomo la revancha y me planto en la puerta de tu casa de la city con una cabra meona pidiéndote asilo y cama? ¿no somos de pueblo? ¿de verdad quieres ver lo brutos que podemos ser?

No me des ni pie ni ideas, que cabra tengo y mala virgen, también.


... y ahora se pone a lavar el coche en medio de la carretera... literal.




7 comentarios:

Ingsharl, que no es poco, dijo...

Lo de la barbacoa, resuelto con una llamada a la Autoridad Democrática De Turno, persiguiendo se cumplan los bandos, normas y leyes anti-incendio. Nadie te hará ni puto caso, claro, "porque esta en su propiedad" (o algo) pero toda conciencia ecológico-social quedaría a salvo. Los resultados de todo ello, siempre, en las noticias de TV cuando haya vistosa tragedia.

Pero lo que es incomprensible es tu censura a un sano y progresista exhibicionismo gayumbero de jardín. ¿No ves que seguramente el mozo esta compensando represiones de épocas dictatoriales pasadas? Quede, por tanto, liberado el zagal de toda consecuencia de sus propias acciones. Y los demás, que se aguanten, si.

¡Que intolerancia más fascistoide por tu parte, LiVertaria! Deberías joderte, no llamar a los guarros (o desviados o chorizos, lo que toque) por su nombre ... para estar en la línea de la moda imperante.

¡Felices libertades, oiga! La de los marranos lavacoches, las primeras. Por supuesto. ¿Verdad?.

Dedicado: "Pena de país". :-)

impresiones de una tortuga dijo...

Pués ¿que te puedo decir?, ¡que sí!.
Yo, vivo ahora en un sitio donde todos se ván en el verano, pero hubo un tiempo que viví en un sitio donde todos venían en verano y, la verdad es que eran insufribles, pero tómalo con calma que les quedan dos fines de semana y después...¡el pueblo para tí!.
Un saludo.

Samotracia dijo...

Es imposible librarse de vecinos así, está visto.
Gente desconsiderada que hace nada o muy poco por integrarse en el entorno al que se mudan; ¡que coño, que se adapten ellos!, pensarán.
¡Ánimo!, con un poco de suerte se cansa enseguida de la vida al aire libre y se vuelve a la city.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

Pena de país... sip ;-)

A gran escala, por supuesto, nada que ver con lo mío en proporción: Lloret en la actualidad.

Es vergonzoso, lo mío a nivel particular y lo que está viviendo Lloret en general, y el problema de base, es el mismo.

Frida dijo...

Color y forma de los gayumbos? Datos importantes a la hora de rematar el asunto.
Bromas aparte, ánimo, aspid, ya queda poco para que los veraneantes dejen/dejemos de molestar. Besos.

Leerio dijo...

Te entiendo, Aspid, mi pueblo también es uno de esos de desembarco masivo de veraneantes durante julio y sobre todo agosto.

Les gusta el aire puro y la paz de la montaña -dicen- y suben a la sierra en quad y con el brumba-brumba todo el día.

Debe de ser una de las plagas bíblicas, la que se les olvidó de contar.

Un beso y paciencia.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

Os leo, os leo... aunque no lo parezca...


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis