..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

08 octubre 2010

ME VOY A LA MIERDA que me han dicho que han puesto columpios.



hace algo más de un año, medio frustrada como suelo andar yo por el mundo, escribí esto:

Nace allá por el año 1971, en otoño y en casa pobre de tierras catalanas. Desde que aparecen sus primeras inquietudes literarias, ha demostrado una sutil facilidad para embrollar las frases más simples, consiguiendo de este modo la extraña comprensión de tan sólo unos pocos elegidos.
El hecho de haber ganado su primer concurso literario a la edad de once años y no haber pillado jamás un reintegro de la misma, la hizo crecer creyendo en la suerte aleatoria y la disciplina, convirtiéndose así, en poetisa autodidacta y creadora de versátiles textos.
Doctorada en billar, pumba y juegos de magia, no logró acabar sus estudios ni en bellas artes, ni en el instituto. Realizó sin embargo, un master sobre “hippie forever” en la universidad autónoma de “pon el dedo en la dirección qué quieras ir…” cursos de refuerzo tales como “…y sonríe” o “no se pide, se pasa, que rule” obteniendo las notas más altas de su promoción”

Somos lo que somos ¿verdad? Y el mundo está hecho para los valientes. Por eso tengo mi espacio ¿Por qué soy valiente? Porque soy quien soy.

Escribir nunca me dará de comer y sin embargo, ni dejaré de comer, ni renunciaré a escribir.


Hoy me he puesto a buscarlo, porque necesitaba leer esa última frase que he copiado.
"escribir nunca me dará de comer y sin embargo, ni dejaré de comer, ni renunciaré a escribir."

Esto, evidentemente, está relacionado con el hilo anterior, con el concurso, -s-y sobre todo, con la línea deprimente, que parece ser llevo desde la muerte de mi padre, como hilo de vida.
Y creo que ha llegado el momento de mover el jodido culo y replantearme de una vez qué coño quiero hacer con ella.

Mi CV, sigue siendo de andar por casa, no, en este último año, no me he convertido en filóloga, ni en catedrática, escribo tal cual, cuando lo hago, y he aprendido bien poco.

Pero que me da lo mismo.
No voy a decir que me comeré el mundo, ese cabrón ya me enseñó hace mucho que si le vacilas te arranca las orejas a bocaos.

pero... que se joda.

5 comentarios:

Ami dijo...

Bien dicho, es que como soy tu nueva lectora y poco a poco voy conociéndote, me había mosqueado.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

jajjaajjaj.
pues nada, si te quedas, ya te acostumbrarás.

;-)

Incierto dijo...

Una duda, que se acaba el puente:

Los columpios que han puesto en La Mierda... ¿serán de los de la época de Franco, puro metal y llenos de arístas para que los niños se endurezcan en las emociones como auténticos oficiales de las SS? ¿O son, por el contrario, de democrático caucho y redondeados afrancesadamente en todas sus zonas?

Es que me pregunto si ha triunfado en todos los ordenes el ablandengamiento corporal del personal desde la infancia, vaya. Del mental, ya da fe la cuestión de Belén Esteban, pompas y obras.

¿Dónde habrá quedado el aprendizaje infantil en que se suele basar la supervivencia del primate? Diluído hacia campañas electorales pro-corruptos, quizá.

Y dicho el dislate, no se me preocupe Vd. de currículums. Al final, lo que cuenta son los amigos que uno tenga... o el Carnet del Partido.

En fin. ¿Será que algunos paises dan una pena comparable a la de La Mierda? Pues eso. Felices las madres (con los blandi-columpios, supongo), felices todos.

Cordioparabienes.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

los columpios que han puesto son...
son...
Ais inci, no sé, cuando llegue y lo vea, me vuelvo y te lo cuento :P

besos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis