..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

23 marzo 2010

Puta burocracia.

Odio el sistema, no funciona, lo siento, me gustaría poder decir otra cosa, más amable, más acomodada a mis necesidades, pero no es así.
Hoy no estoy enfadada, hoy me siento, nuevamente, decepcionada, ver una vez tras otra como las cosas no cambian y saber, que hay que seguir luchando. No me agobia, pero me cansa.
Vacío legal.
No sé cuantas veces he oído esas dos palabras juntas.
Es la respuesta que me dan siempre cuando intento llevar una vida normal.
Y siempre las toreo, al final consigo hacerlo, comerme las dos palabras a bocaos y que me firmen el papel, y me concedan el derecho que ya era mío antes de que me las soltaran; pero no, yo tengo que dar el golpe en la mesa, cagarme en este puto país de mierda y, contarle a alguien a quien no conozco, detalles de mi vida, que ni le importan, ni a mí me viene a bien tener que explicarle.
Pero o lo hago, se lo cuento, o a mí no me matriculan la niña en la escuela.
Y así llevamos diez largos años, para una matriculación, para una beca, para cualquier cosa que requiera de la firma de su padre.
El curso que viene lo comenzará en un nuevo centro, y entre la documentación requerida, evidentemente, necesito el D.N.I y la firma de ese señor que jamás preguntó qué necesitas, o le dijo que la quería, que nunca estuvo cuando se cayó y se hizo un chichón, que no le puso el termómetro una sola vez, ni le explicó, a riesgo de equivocarse, qué está bien y qué está mal.
Pero me piden su firma, y me acompañarán la frase, con que existe un vacío legal para estos casos.
Y yo, de nuevo tendré que explicar, que ni la tengo, ni voy a ir a pedirla, demostrar que no la he secuestrado, hacer declaraciones juradas y poner de pie a medio país, para que lo autoricen.
Y de nuevo, tendré que remover la mierda y casi pedir perdón por haberme equivocado de hombre, por haberle dado sus apellidos, casi tendré que avergonzarme de mi pasado, decirle a alguien a quien no conozco, que a mi hija, su padre no la quiere, que si come a día de hoy no es por él, que habiendo sido única y exclusivamente responsabilidad mía durante años, ha sido escolarizada todos ellos, con impedimentos burocráticos o no, y que maldita la gana que tengo de explicarle a nadie los detalles de mi vida personal, para que nos concedan un derecho que es nuestro, pero que yo, tengo que ganarme a pulso.

Odio el sistema que nos trata como si fuéramos números. Somos personas, y las cosas nos duelen.
Nos duele la ausencia de protección emocional a la que nos vemos sometidas, nos duele que no nos permitan vivir nuestra vida sin recordarnos continuamente, que existe una raya, una raya que sólo podremos pasar si gritamos y desnudamos nuestra alma ante un desconocido.
Y la volveremos a pasar, por supuesto, mi hija seguirá estudiando, pero pronto nos volverán a dar de ostias, mientras sentimos que de alguna manera, la culpa es nuestra por no haber conseguido que nos quisiera.

La LIVERTAD, tiene un precio lo sé, lo sabemos.

¿no lo vamos a saber si llevamos años pagando intereses?


8 comentarios:

Incierto dijo...

Verdad es que la maternidad es vocación. La paternindad, claramente, se aprende o no.

No obstante, me pregunto: Si el Instituto de la Mujer (y/o el Ministerio de Igualdad o algo) ha conseguido que el programa "Generación NiNi" de La Sexta sea fulminantemente postergado al 'late night' de los viernes por (sic) regodearse en la violencia machista... ¿no habrá algo que puedan hacer en casos como el que nos cuentan? ¿No sería de más provecho trasladar asuntos desigualitarios a estas instancias que tanto se llevan hoy día?

Alego ignorancia. Mucha. Y soy consciente. Aunque lo contrapesa que no tenga previsto tener que preocuparme de trámites de matriculación ajenos, supongo.

Saludocordios.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

vacío legal, inci.

es algo que en cierto modo me deprime.
lo hace porque me humilla, lo hace porque soy aspid, pero aspid es ana, y ana es madre, es mujer y es persona.
y ana tiene que aguantar como madre la repetición de que no la quiere, como mujer, que nunca me quiso, y como persona, oye, existen cosas que son mías, mis pesares y mis fracasos entre ellas, que no me apetece tener que explicar y mucho menos, justificar.

y esto es así cada vez que un apellido se me atraviesa y me es requerido para una excursión al extranjero, una matriculación escolar, o para cualquier cosa que la legislación considere oportuno.

¿protección al menor?
¿que tipo de protección y por parte de quien?
porque mis hijos, los dos, son carentes de derechos, una por esto y el otro por aquello, aquí, o me lo curro yo, o el vacío legal se nos come por las patas.

besos.

Antonio Rentero dijo...

Está feo que un jurista te diga esto... pero con una vez que tengas una fotocopia del DNI del interfecto le vas sacando fotocopias hasta el infinito y más allá y le haces tú misma la firma y mira, hecha la ley hecha la trampa, y el día que venga un Juez a decirte algo te haces la longuis y juras por tus muertos más frescos que "Señoría, ¿cómo le voy a hacer yo la firma a ese señor con lo fácil que es que la haga él mismo, que es lo que hizo?".

Y tal.

Besicos (de los no falsificados) ;-)

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

se agradece el detalle ilegal, y he de reconocer que ese, ni se me había ocurrido, cosa rara ya de por sí, pero no.
lo que realmente agradecería es la desvinculación total y absoluta, cosa que como entiendo debes saber, solamente conseguiría con una ausencia de patria potestad.
pero es que ni tan si quiera eso tengo intención de pedirle.
nada, jamás le he pedido absolutamente nada, ni dinero, ni obligaciones, ni amor, nada, sólo y llanamente que nos deje en paz y que coja sus supuestos derechos y se los meta por el culo.
porque los derechos se tiene que ganar y si no hay amor, lo demás es mierda.

pero se agradece el detalle, mucho.

besos.

Oscuro dijo...

Pues esto es una señora mierda, con todas sus 12 letritas, sea un vacío legal o gaitas en vinagre.

En fin querida Bastet, un besote

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

pues sí, con las doce al completo, pero no importa, solo jode.

beso y ...

:P

Ilión dijo...

Pues no lo entiendo, Ana. Yo no necesito la firma del padre de Adri para nada.

Y que me la pidan. Que se atrevan.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

tu no te vas moviendo de domicilio guapa, tú estás divorciada y tienes papeles.

yo me he mudado de población, de comunidad, y lo he hecho con una niña, menor.
para empadronarla, debe ser con el consentimiento del padre, porque ¿quien dice que no me la he llevado sin su conocimiento? si no la empadronan, no la puedo matricular.
si pido una beca he de demostrar (sin sentencia) que la menor está a mi cargo, porque de otro modo me piden las nóminas del padre.

tu no necesitas la firma del padre, porque tienes la del juez.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis