..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

28 abril 2009

querido chocho adolescente

Querido chocho adolescente, he decidido dejarte esta nota sobre la cama porque desde hace algún un tiempo, más o menos desde que las hormonas te asaltaron, yo parezco un elemento del GOE a bordo de un helicóptero, -lista para comenzar la operación “desalojo”-  y tu cuerpo y mente, como Monte Perejil invadidos por la pubertad.

Valga la comparación.

 

Desde el Grupo de Operaciones Especiales, -altos cargos, guapa, que por eso te he parido- se ha resuelto lanzar esta misiva, en otro intento de no tener que desplegar los efectivos gubernamentales y posteriormente, el armamento pesado.

Te lo traduzco para que lo entiendas:

 

O negociamos y lo cumples, o vas a estar sin Messenger hasta que las ranas tengan pelos largos y toquen la guitarra en compás de cuatro por cuatro y en clave de sol. ¿pillas?

 

Puesto que ya has pillado, déjame que te aclare unas cuantas cosillas:

 

El compañero ese que tienes en clase, el lego ¿cómo se llama, Alejandro? El canijo, ya sabes, ese al que te tengo dicho que ignores, ese que tres noches por semana cena con nosotras, niño p’aquí, niño p’allí, niño que te ha dicho, niño que te ha hecho…

Ya, ya sé que una de mis primeras clases cuando comenzaste la escuela fue aquella de –tu no pegues, pero tampoco te dejes pegar. Hija mía, que sea la última vez que le rompes las gafas de una ostia.

Rómpele directamente la cabeza y dos pájaros de un tiro, que al final te van a expulsar por culpa del gnomo cabrón.

A lo peor no soy la mejor madre del mundo dándote este consejo violento, pero nunca he deseado ser la mejor madre, sino la madre que te eduque y te enseñe a sobrevivir, y si ese niño ayer te tiró de una silla al suelo y se dedicó a darte patadas, no seré yo quien te detenga cuando te levantes a partirle la crisma.

 

Lo del compás, vamos a dejarlo para un momento menos tenso.

 

Quería explicarte que para ir a tirar la basura al container de la calle, ese que nos queda a unos cincuenta metros, - a unos cincuenta metros aquí, en el campo, en esta calle donde solo somos cinco vecinos- iba a ser complicado y difícil, aunque reconozco que no imposible, pero sí complicado y difícil, que encontraras al hombre de tu vida, si te digo que bajes la basura, espero que lo hagas en los siguientes cinco minutos dados a la petición, no que primero hayas de peinarte, lavarte, cambiarte de ropa, de zapatos y echarte colonia de la cara, porque para eso, la bajo yo y acabo antes.

 

Si te pido que friegues los platos, no considero necesario tener que añadir todas las veces, que los platos son todo lo que hay sucio en la cocina, vasos y cubiertos incluidos, no seas tan literal, que te puede convenir, pero yo te voy a partir la cara, o romperte la cabeza con una de las sartenes que no hayas fregado.

 

Si me vuelves a montar numerito porque tu flequillo está sucio, un lunes por la mañana cuando no han puesto aún ni las calles, te cojo los pelos y te los arranco uno a uno, así no habrá que lavarlos más.

Ni secarlos.

Ni pasarles la plancha.

Ni ponerles horquillas.

Ni volveremos a discutir, yo con serenos gritos y tú con armoniosas lágrimas, como si tu flequillo fuera el centro del universo, tu cabeza un asentamiento Sith y yo, el gran maestro Jedi.

Tócame los huevos, niña.

 

Recuerda en estos momentos, cuando tu pelo goza de libre albedrío y se presenta autodidacta, aquello que todas las mujeres hemos de recordar en tal situación, el código Jedi:

 

§                     No hay emoción, hay paz.

§                     No hay ignorancia, hay conocimiento.

§                     No hay pasión, hay serenidad.

§                     No hay caos, hay armonía.

§                     No existe la muerte, sólo existe La Fuerza.

 

Y que la fuerza te acompañe cuando a MÍ se hinchen los cojones.

 

Aún no he entendido demasiado bien porque no quieres darme un beso en la despedida cuando estamos frente la puerta del instituto.

¿Acaso te parezco demasiado carroza? ¿No queda chic despedirse de mamá? ¿Por qué no puedo poner los Rollings a toda ostia cuando te recojo? ¿AC/DC tampoco? ¿Por qué no me dejas derrapar, pitar, o hacer algo para que tus compañeros miren el coche del cual te bajas?

Jo, yo tan heavy y tú tan pija.

 

Deja de quitarme las camisetas, son carrozas, como yo.

Deja de quitarme los pantalones, sí, se me ha engordado el culo y no me entran, pero ellos esperan volver a sobármelo algún día, no los traumatices.

Deja de quitarme las medias, no las uso, pero tú las rompes, cuando me quiera poner zapatos, me los voy a tener que poner con calentadores.

Deja de pedirme por favor que no derrape, dame un grito coño, que me lo merezco.

Dejaré de poner MÍ música a toda ostia, si tú te quitas esa cancioncilla hortera del móvil. Por lo menos bájale el volumen.

 

Querido chocho adolescente, como ves, la cosa está complicada: la ropa desborda tu cuarto, los libros se esparcen sin orden dentro de él, ya mismo se reproducen, al tiempo, si algo se pierde en casa, suele estar en tu leonera debajo de algo que debería estar también en otro sitio, las notas podían estar mejor, o mejor aún, podrían estar bien, y yo comienzo a estar cansada, será la edad qué dirías tú, de tanto correr y no avanzar.

 

Querido chocho adolescente, yo también tuve catorce años y no daba tanto por culo.

 

Aquí te dejo la nota, a bordo de mi helicóptero, con el armamento pesado detrás de la puerta, esperando…

 

Mami que te quiere y que seguirá pitando en la puerta de la escuela, si no te pones las pilas.

 

 

 

 

 

 

10 comentarios:

Dafne dijo...

jajaja,no se porque me suena mucho eso,pero desde la perpectiva,de chocho adolescente,
Aunque mira,ya me gustaría que mi madre pusiera a los Rollings y a AC/DC en el choche...(menos mal que nos quedamos con Sabina y Fito, de mutuo acuerdo ;))


Yo tan ''heavy'' ( o rockera) y ella tan pija...^^


Me encanta como escribes,mi sonrisa se ha esbozado desde el principio hasta el punto final :D

Un beso

Bea dijo...

Querida bastet, ¿tú también tuviste catorce años y no dabas tanto por culo? ....mmmmmmm....

:P

Un besote y camiones de paciencia

Errantus dijo...

Joder, hija, que ya me estas amargando la vida y aún faltan 14 años para que mi enana se me ponga punk.

Si es que yo agradezco que desde muy peque tuve que irme sola al cole y que mis padres estuvieran tan ocupados en el trabajo como para aparecer muy raramente en mi escuela.

¿Y que tal los gastos en telefonía? ¿Ya te ha hecho el drama de que se le ha arruinado la vida porque pasó la mosca? Si es que viendo a mis sobrinas tiemblo...

Un beso y un abrazo. Empieza a hacer lista de bienes a confiscar, que las batallas con los adolescentes se ponen duras.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

hola dafne, bienvenida y bienllegada.
hacemos una cosa, cambiamos de madre y de hija.
ya nos vamos tu y yo a rocanrolear y ellas que pijoteen a la puerta del colegio...

¿me he pasao? sí, seguro que me he pasao :S:S:S:S:S:S
gracias.

hola bea, sí aunque no te l creas yo no daba tanto por culo, yo solo iba a mi puta bola :P

errantus cariño, no te asustes, yo es que soy una exagerá.
¿la telefonía? controlada, de momento está castigada sin móvil, y cuando no lo está, le pongo saldo, y no le repongo hasta tal fecha ¿que se lo gasta antes? que se joda.
que aprenda a administrarse.

besos a todas tres.

Oscuro dijo...

Jejejejeje, pues yo fui un adolescente modélico, bueno tanto como eso... pero nunca molesté demasiado, porque básicamente siempre fui muy independiete.

¡Qué duro es criar! jejejejeje

Un besito

Lobo dijo...

Sencillamente genial...
besos de lobo

Anónimo dijo...

Jajajjajaja- Buenísimo.

Olga

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

oscuro ¿quieres que te mande a alguno de los dos por paquete exprés?
pues no tientes tu suerte :P

gracias lobo.

ili, ¿qué? ¿te sientes reflejada? :P

besos a todos tres.

Antonio Rentero dijo...

Sencillamente sublime.

Me dan ganas de imprimirselo a mi madre en una camiseta y regalarselo este domingo por el Dia de la Madre para que vea que hijo tan bueno tuvo...

Besicos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

con letra pequeña, igual le coje :P

gracias.

y más besos :D


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis