..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

07 octubre 2008

mis dos hectáreas

Hoy me he dado, desde el aire, una vuelta por las dos hectáreas de tierra que compartimos.
El satélite desdibuja los escombros, lo hace porque no puede encontrarlos entre las hierbas, son tan altas, tan odiosamente altas, que no permiten que yo vea el terruño, el color de los sueños queda enterrado entre ellas, y sólo aprecio un triste color gris, aquello que una vez fueron cerchas de 15 metros, y ya hace cinco años, son simplemente amasijos de pasado con mentiras, y presente de horribles verdades.
Quisiera sentir rabia, y odiarte, pero es mayor la tristeza que siento que el asco que te tengo. Aunque tú no lo creas, cuando deje de escribir esta carta retomaré mi presente y mi vida, y volverás al saco de las cosas pasadas, no saldrás de allí durante algún tiempo, cuando algo o alguien me recuerde que lamentablemente, estás escrito en las cuartillas de mi tiempo, que no fuiste un boceto y que, de alguna manera, estoy condenada a tener que seguir conviviendo espiritualmente contigo por siempre.
Ahora me abrazaría a la romántica idea de que el amor que sientes por alguien es un hilo indestructible, quisiera con todas mis fuerzas que así fuera, porque entonces, en aquel momento que desconozco temporalmente pero que alguna vez existió, aquel en el cual yo dejé de amarte, ese hilo, el mágico, se hubiese roto, se hubiera partido y tu y yo, entonces, habríamos quedado separados por siempre.
Pero sigues salpicándome, me hieres hasta cuando no te lo propones, el trozo de alma infantil que me queda, se siente desnuda y desprotegida, eso hiciste conmigo, crear un vacío emocional que no sé reparar. Es por eso que siento esa enorme tristeza cuando veo que tratas todas las cosas que amo con el mismo desprecio y desdén que a mí.
Hace mucho que dejó de importarme, pero la mezcla de sentimientos es ambigua.
A veces las preguntas se amontonan en mi mente, se alborotan y se expanden, me enturbian la vida, entonces, escribo.
Como ahora, y te digo todo aquello que no entenderías jamás y que tomarías como una amenaza.

Todo es una amenaza, vives como si todo el mundo te fuese a traicionar.
Así no se puede vivir.
Pero no quiero hablar de ti, ni de quien eres, ni de cómo eres. Hoy no quiero recordarte, ni saber cuanto daño me hiciste, no quiero medirlo, ni pesarlo, ni verlo, no quiero saber porque, ni cuando fue, aunque no voy a olvidar el donde.

En el lugar donde me heriste queda empeñada mi alma porque es al único lugar donde deseo volver. El único sitio que he llamado mi casa, y más tarde o más temprano, volveré.

¿cuanta gente existe como tú? Imagino a quien pueda estar leyendo esta carta, y en este espejo puedo ver reflejadas mis palabras en algún corazón anónimo.
Mis palabras y mis miedos, mi angustia, mi tristeza.
En esta ventana al mundo, esta puerta abierta hacia el infinito, se agradece no ser especial, no haber vivido ni más, ni peor que otros muchos corazones, no ser más grande ni más pequeña. Poseer un pasado que podría ser el de cualquiera.

En el fondo, somos lo que amamos, y así nos recordaran.
Es realmente una pena que exista gente que no lo sepa, porque es precisamente ese tipo de gente quien enturbia la vida de los demás.

Sí, es cierto, continúo preguntándome muchas cosas, porque necesito las respuestas, porque me exijo entenderlas.

Tú, hoy no puedes ver mis lágrimas, sin embargo están, las ve quien lee ahora y las presiente quien me conoce, y sí, sigo llorando sin que mi rostro se moje y también continuo haciéndolo sin avergonzarme por ello.

Hoy no tiene nada que ver octubre, este mes pasará y sin embargo tú seguirás ahí, corroyendo en silencio, como el ácido, y creando fisuras nuevas en ese rincón que habitas dentro de mi alma.
Pero déjame decirte, que si esto es una guerra, has perdido todas las batallas, porque aún me queda aliento para recordar, fuerza para pasearme, desde el aire, por mis dos hectáreas, y lágrimas en el corazón que me hacen sentir viva.

No, ya sé que no podrías entenderlo, pero es que yo no necesito que lo entiendas, me basta y me sobra con saber que alguien, ahí, al otro lado del espejo, se ha sentido alguna vez, igual que yo.



8 comentarios:

corazón anónimo dijo...

Es que no hay respuestas, bastet. O, incluso si las hay, el único camino cuerdo pasa por aceptar que no estan ya a nuestro alcance. Chin-púm. Así debe ser, para mayor gloria de los culebrones televisivos. ;)

Pero consuélate: La verdad-total es que nadie conoce a nadie. Ni antes ni hoy ni mañana. Eso es lo mejor de esta vida tan divertida en la que lloramos y reímos, al final, sólo porque toca que sea así.

Y corroer, lo que se dice corroer, cada cual decide hasta donde se lo consiente al pasado. Porque el tiempo le suele dar a cada uno lo que se busca y se merece. Darle ahora mismo, quiero decir. :D

Latentes saludos y eso.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

bueno, vale, pero es octubre, yo en octubre estoy moñas, el pasado me pone moñas, la corrosion me pone moñas y la vida al completo es una moñeria.

ver los escombros en el suelo, de un local que tenia mas de 600 metros cuadrados, solo pilares, todo lo demas voló, cayó, toda mi lucha estaba allí dentro, debajo del tejado caido, aplastandolo todo, solo piedras y cemento, todo habia volado, el tejado, hundido, todo... mi esfuerzo, mi trabajo, toda mi inversión, mis sueños, el futuro de mi hija, todo quedó allí, aplastado. volver a empezar, otra vez, otra vez desde cero. otra vez sin nada.

fue muy duro sabes.

y volver a verlo, desde el aire, y no poder ver más que el odio que siente, ver como sigue dejando que todo caiga, hasta lo que ya no tiene remedio y a simple vista no puede caer más, como deja que todo se inunde de su mal.

sigue siendo muy duro.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

podria borrar mi entrada de antes, no lo voy a hacer, pero lo siento.

saludos.

Curro dijo...

"En el fondo, somos lo que amamos, y así nos recordaran."

Y no somos pocos los que te recordamos y leemos cada día.

Muchos besos de uno que también te quiere.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

gracias curro.

corazón anónimo dijo...

No borres nada aunque puedas hacerlo, bastet. Porque eres quien eres por lo que has vivido hasta hoy. ¿O es que quieres ser otra persona?. ¿De verdad?.

Muy otra cosa, claro, es refocilarse gratuitamente en pasadas amarguras y el prolongado regusto que dejan. Eso no parece muy higiénico para el alma, la verdad.

Asi que te propongo darle la espalda al pasado (incluyendo no hacer click donde no te sea de provecho) y buscar nuevos horizontes. Los hay, como creo que tu misma tendrás que reconocer. ;)

Y en lo tocante a moñadas... cada cual según sus gustos y luces. Yo tiendo a reservar las mías para días lluviosos, por aquello de lo depresivo. Pero libre es el morbo.

Intracorpóreos saludos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

vale corazón, hagamos un trato, yo me dejo de moñadas, y tu...
tu...

creo voy a mandarte un mail.
me apetece.

(no sé que emoticon poner)

vaya mierda.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

vale corazón, hagamos un trato, yo me dejo de moñadas, y tu...
tu...

creo voy a mandarte un mail.
me apetece.

(no sé que emoticon poner)

vaya mierda.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis