..

ESTE BLOG ADMITE COMENTARIOS ANÓNIMOS.
ESTE BLOG APRUEBA TODAS LAS OPINIONES SIN REVISIÓN Y SIN CENSURA DE LAS MISMAS, EXCEPTO EN AQUELLAS REALIZADAS EN PERÍODOS POSTERIORES A 14 DÍAS DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DEL HILO ORIGINAL, Y EXCLUSIVAMENTE POR TEMAS DE SPAM.

JAMÁS SE HA BORRADO UN COMENTARIO.
AGRADECERÍA, POR CORTESÍA SIMPLEMENTE, QUÉ SI DEJAS TU OPINIÓN DEJES TAMBIÉN TU NOMBRE, TU NICK, TU AVATAR O LO QUE SEA QUE QUIERAS LLAMARTE.
TENGO UNA AMPLIA COLECCIÓN DE ANÓNIMOS QUE NO SÉ SI VOLVIERON ALGUNA VEZ... Y... ME JODE.
A TI TAMBIÉN TE JODERÍA.
GRACIAS.
Por cierto, todas las imágenes, exceptuando mi careto que es el que mi madre me dio en su día, han sido sustraídas y robadas del mundo virtual de modo legal, por lo menos eso es lo que afirmaré delante del juez.
Es broma.
Si alguna de ellas tuviera copy raid y casualmente eres el propietario de tal derecho y de la imagen, por ahí abajo está mi correo, me lo dices, te la devuelvo, y tan amigos.

Por otro lado, todos los textos de este blog son míos, si apareciera la pluma de otro, lo haría con su firma. Siempre.
Si te llevas alguno, cita y enlaza, no me importa que compartas, pero que yo no me entere de que te lo has apropiado.
Internet es un pañuelo.


LIVERTAD. Jamás me obligareis a escribirlo con B

07 noviembre 2012

CUANDO TODO ERA INCERTIDUMBRE.





Ayer, cuando aún todo era incertidumbre, era bonito imaginar el hoy, creer en el mañana.
Después, un átomo de realidad colisionó conmigo. Y la incertidumbre desapareció y dejó esto.
Un hoy ya no imaginado, sino táctil, un hoy arrasado por la realidad, repleto de vacío.
Conozco este vacío, ya estuve aquí antes. Y no me gusta.
Ayer, cuando todo era incertidumbre, un rayito de felicidad se escapaba, mi mente volaba y veía más allá de las paredes frías y viejas que componen las calles de mi pueblo. Veían el mañana que sucede a este hoy, y la ilusión de tener la oportunidad de reconstruir mi familia, me hacía ser feliz. No un éxito imaginario también, sino, simplemente, la oportunidad.
Y todo cayó a mis pies en un instante.
Y aquí estoy. Hablando con nadie. Metida en este agujero horrible que es mi vida.
Sin tener un solo lugar a donde poder mirar y ver una rendija.
Era mi proyecto.
Mi proyecto iba más allá de lo que ayer perdí.
Era un proyecto personal que solo ha servido para demostrarme de nuevo, que no se puede soñar, porque no vale la pena.
Ya no veo la botella medio llena.
La gente que me quiere me dice que me levante, que yo puedo. Pero ya no puedo.
Voy a seguir caminando. Voy a seguir caminando porque tengo que hacerlo, porque estoy obligada a ello. Pero no porque quiera, no porque crea que hay a donde ir, no porque me apetezca.
Voy a caminar, pero me niego a luchar.

Cuando todo era incertidumbre, sentí el calor de su amor a mi lado, creí que todo era posible. Hasta pensé que la vida ya se había reído bastante de mí y me concedería un respiro.
Debe ser que aún no he aprendido suficiente, que debo aprender más sobre lo puta que es, que se ha empecinado en enseñármelo.
Pues nada.
Aprenderemos a hostias.
O no aprenderemos.
Total.


2 comentarios:

paco kali dijo...

La enseñanza a hostias pronto se
olvida, lo que no olvidas son las
hostias, eso sí que se recuerda.
vamos mejorando aunque sea a hostias
revueltas con putas.
un saludo y lo dicho feliz día de
hostias putas.

perfilao dijo...

Ah, sí, la vida es así de puta. Queda pasar de ella, reírse en sus barbas o hacerle un corte de mangas, a ver cómo le sienta. Porque lo de disfrutarla es solo cuando ella se deja.
Siempre queda camino por delante y es mejor fingir que una lo hace porque le da la gana que soportar recorrerlo porque toca.
Ánimo.


Esto no tiene título es simplemente lo que hay. Estoy remontando el vuelo y existen días mejores y otros más hijos de puta, pero no me he rendido y no voy a hacerlo tampoco, principalmente por que no me da la gana y por que aún me queda sangre.
A partir de aquí y por este motivo se puede leer cualquier cosa, algo que también me la suda bastante, es mi blog y es el espejo, es tan simple como reflejarse o no, si te quedas o te vas no es culpa mía, ni tuya, quizá nos parezcamos más de culo que de frente, en todo caso la puerta no tiene llave, no cierres al entrar y no des un portazo al marcharte.

licencia

Todo lo que hay en mi casa es propiedad mía, los textos sin firmar son de mi puño y letra, las obras firmadas pertenecen a sus autores y así constará en todo caso, todas las poesías de “el silencio del espejo” me pertenecen a mí.
Recuerdalo.
Un abrazo y muchas gracias por tu visita.
ah! la licencia real, anda por ahí abajo, es que la informática y yo no nos ponemos de acuerdo prácticamente en nada y esta vez, se ha empecinado en no querer subirme la imagen hasta aqui.
Ella misma, no pienso olvidarme de esto...
En fin...
Chat gratis